Tegucigalpa – “Yo no estoy aquí en ningún concurso de popularidad, ni de nada, fui electo para gobernar y he tomado mis decisiones, los pueblos no siempre reconocen los esfuerzos de sus gobernantes”, dijo este lunes el presidente hondureño, Porfirio Lobo.
 

– El mandatario dijo que no quiere hablar más sobre el tema de la Isla Conejo.

Lobo Sosa salió al paso de las declaraciones brindadas por el presidente de El Salvador, Mauricio Funes, quien dijo que él estaba mejor posicionado en las encuestas que su homologo hondureño a nivel latinoamericano.

En ese sentido, manifestó que “yo estoy aquí para gobernar, para tomar las decisiones correctas y celebro mucho los 200 días de clases, a veces no entendemos porque las personas no reconocen la labor de los presidentes, pero uno no está para que le aplaudan, los aplausos están para la salida o después”, argumentó.

“Hemos logrado muchos avances en Honduras, lamentablemente no tuve todo el tiempo de los cuatro años para lograrlo, perdí año y medio en mucho de estos temas, y no es como lo pueda ver el presidente Funes, yo respeto como él lo vea, lo que sí es cierto es que hay que ver todo el panorama electoral y yo no puedo adjudicar esto más que a un interés político o la compra de los aviones”, indicó.

Al ser consultado sobre las declaraciones de Salvador Nasralla quien calificó a los gobiernos nacionalistas como los más corruptos de la historia, Lobo se limitó a decir: “que el pueblo lo juzgue”.