spot_imgspot_img

Ley permite promediar algunos recibos en base a últimos tres meses de consumo, justifica EEH

Tegucigalpa – El gerente de la Empresa Energía Honduras (EEH), Ricardo Roa, defendió la lectura promediada que realizan a ciertos consumidores en estos momentos de emergencia por la pandemia de COVID-19.

– Dijo que “con toda seguridad para un buen número de usuarios -comercios, restaurantes, pequeños negocios, farmacias- que han estado prácticamente cerrados, el haberles aplicado un promedio en su sistema de facturación, automáticamente en el sistema de facturación que estamos haciendo para este mes le va a corresponder un ajuste en la baja a su factura tanto en energía como en el monto facturado”.

Recordó que entre las facultades de la EEH están: leer, medir y facturar el consumo de energía eléctrica de los usuario de todo el país.

La única instrucción por parte del gobierno es suspender el corte del servicio en estos momentos de pandemia por COVID, dijo.

“Una vez declarada la emergencia el pasado 15 de marzo, a partir del lunes 16 emprendimos todo el proceso de dotación de aprovisionamiento de materiales de bioseguridad que requiere nuestro personal, a darle trámite a los permisos y las solicitudes de autorizaciones para poder desplazarnos por todo el país, un proceso que duró una semana y media”, explicó.

Ley permite los promedios

Debido a lo anterior, según Roa, comenzaron a percibir un rezago en las rutas de lectura y reparto de las facturas a los usuarios, de modo que al 20 de marzo previa autorización de la ENEE “hemos dado a la aplicación como corresponde y como está establecido en el reglamento eléctrico, para que en condiciones de fuerza mayor, pudiera aplicarse la norma de los promedios a los usuarios rezagados en la actividad de lectura y reparto de facturas”.

Seguidamente, apuntó que “para algunos usuarios del sector residencial que han venido teniendo comportamientos al alza de su consumo frente a lo normal frente a lo rutinario, el establecerles el promedio conforme a la regla establecida y acordada con la ENEE que es la de coger los últimos tres meses reales de consumo del cliente y sobre ese consumo real por lectura efectuar un promedio de los tres meses y sobre promedio facturarles a los usuarios, es una medida claramente establecida en el reglamento eléctrico”.

Ricardo Roa defendió que lo que hace EEH es una práctica en el mundo y no algo específico de Honduras. “Es algo que sucede en la mayoría de los países de la región que se toma por las restricciones mismas que provoca la situación que se vive en estos momentos”.

El funcionario de la concesionaria de energía apuntó que la medida debe ser vista en dos vías: una, que muchos usuarios pagarán menos al promediárseles en base a los últimos tres meses porque sin duda al estar confinados han aumentado el consumo; y el otro, en el caso de los que no consumieron la cantidad de energía porque tienen los establecimientos cerrados.

Sin embargo, manifestó que “con toda seguridad para un buen número de usuarios -comercios, restaurantes, pequeños negocios, farmacias- que han estado prácticamente cerrados, el haberles aplicado un promedio en su sistema de facturación, por eso para estos usuarios automáticamente en el sistema en la facturación que estamos haciendo para este mes le va a corresponder un ajuste en la baja a su factura tanto en energía como en el monto facturado”.

Concluyó que en algunos casos aún cuando no haya consumo de energía se les aplica unos cargos fijos (costo de comercialización y alumbrado público) que alcanzan el 20 por ciento del peso total de la factura.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img