spot_imgspot_img

Largo proceso de reconstrucción espera a Honduras

Tegucigalpa – Honduras se apresta a iniciar un largo proceso de reconstrucción, en su economía tanto en su infraestructura vial, viviendas y el tejido de las Mipymes, para lo cual se requerirán de miles de millones de dólares, tras los golpes provocados por la pandemia del COVID y sus consecuencias, así como por las dos tormentas tropicales que devastaron la zona norte y el occidente del país.

– Reconstrucción de Honduras requerirá de miles de millones de dólares.

– BID y el BCIE liderarán la reconstrucción nacional.

Estimaciones iniciales del gobierno hablan de 91 vidas perdidas por las tormentas, casi cuarenta puentes destruidos y 26 mil viviendas, mientras la producción agrícola devastado en un 80 por ciento la cosecha de postrera.

Los ciudadanos del Valle de Sula abandonaron sus viviendas para salvar sus vidas, pero perdieron sus pertenencias producto de las inundaciones.

El proceso incluirá medidas de mediano y largo plazo, aunque todos coinciden que las primeras tareas son de urgencia, atender a los damnificados por las tormentas tropicales que tuvieron que abandonar sus viviendas para poner a resguardo sus vidas, así como rehabilitar provisionalmente las carreteras que mantienen incomunicadas a ciudades y regiones del país.

En ese sentido, el gobierno del presidente Juan Orlando Hernández solicitó ayuda a las instituciones financieras internacionales, países donantes y organismos como las Naciones Unidas y sus diversas agencias especializadas.

Pero todo el conjunto de la comunidad internacional trabaja para elaborar un plan de reconstrucción que englobe a toda Centroamérica, ya que la región en su conjunto fue afectada por el COVID-19, así como las tormentas tropicales Iota y Eta.

Mauricio Claver-Carone, presidente del BID.

De hecho el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Mauricio Claver-Carone, señaló en una intervención en Televicentro que el organismo que rectora tendría el liderazgo en un consejo consultivo de todos los entes para ayudar a Honduras y la región en su conjunto.

Indicó que la primera tarea será hacer una evaluación de los daños provocados por las dos tormentas, para luego realizar los planes de reconstrucción, ya que la meta es que todos rememos juntos en la misma dirección.

El ente a cargo de la evaluación de daños será la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), la agencia especializada de las Naciones Unidas para la zona del hemisferio occidental.

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de CEPAL.

En ese sentido, la secretaria ejecutiva de CEPAL, Alicia Bárcena, dijo que una misión de trabajo ya se encuentra en Honduras y Guatemala para realizar la evaluación de daños y pérdidas.

Multilaterales a cargo

Tras una reunión virtual de los gobiernos centroamericanos y las instituciones financieras en torno al plan de reconstrucción de la región, lograron el consenso de que sean los entes multilaterales quienes dirijan el proceso.

Tal como lo había señalado Claver-Carone, será el BID, junto al socio regional del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), quienes lideraran el grupo de trabajo, ya que son las instituciones más conocedoras de la región.

La meta inicial es agilizar las ayudas de emergencia que proporcionan dichos entes, así como las naciones amigas, ya que cientos de miles de personas se encuentran damnificadas en la región.

Miles de personas quedaron damnificadas y claman por asistencia alimentaria, sanitaria y ayuda en la reparación de sus hogares.

Decenas de miles se encuentran en albergues y dependen de la asistencia alimentaria, como de salud, mientras otros están incomunicados en sus poblados, ya que carreteras, puentes y otros están destruidos.

En la cumbre virtual participaron el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega; el vicepresidente de El Salvador, Félix Ulloa; la vicepresidenta de Costa Rica, Epsy Campbell Barr; el ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, Pedro Brolo Vila, y el primer ministro de Belice, Juan Antonio Briceño, de acuerdo a un boletín de prensa de  Casa Presidencial.

Por los aportantes financieros, estuvieron los presidentes del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Dante Mossi; del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Mauricio Claver-Carone, y del Banco Mundial (BM), David Malpass.

Los países centroamericanos trabajan en un consejo consultivo para reconstruir la región que fue perjudicada por dos tormentas tropicales.

El presidente hondureño dijo que el grupo de tarea es la base para un consejo consultivo de reconstrucción de Centroamérica, con lo cual se cumple una de las propuestas del Foro Social de la Deuda Externa de Honduras (Fosdeh), que lanzó la iniciativa de un consejo, similar al creado tras el paso del huracán Mitch en 1998.

Pérdidas

Hasta el momento no se conoce la magnitud de las pérdidas, pero, esa es justamente una la tarea que hace el equipo de la CEPAL.

Estimaciones del economista del Fosdeh, Ismael Zepeda, indican que el perjuicio acumulado por el COVID y las dos tormentas tropicales sumaría 10 mil millones de dólares.

Es lo que el presidente del BID denomina la cuádruple tragedia de Honduras, el COVID y sus consecuencias económicas, así como la destrucción de Iota y Eta.

Los problemas continuan debido al pronóstico de más lluvias que podría agravar más los daños por la saturación de agua en los suelos.

Solo por COVID, el Banco Central de Honduras estima una contracción económica del 7 por ciento del producto interno bruto (PIB).

Ahora deberá agregarse los daños de las dos tormentas, tanto por la destrucción de la infraestructura, como los daños a la producción agrícola, así como las viviendas destruidas y dañadas.

El ministro de la Presidencia, Ebal Díaz, dijo en una intervención que el país requerirá 3,500 millones de dólares sólo para reconstruir el país en materia de infraestructura.

Obras civiles

Las estimaciones iniciales gubernamentales señalan que 39 puentes vitales en la comunicación vial fueron destruidos, los cuales deberán construirse de nuevo, varias decenas están dañados parcialmente, 26 mil viviendas también fueron destruidas y todos los corredores viales tienen problemas o están destruidos o partes de los mismos están severamente dañados.

Uno de los grandes desafíos es la habilitación de carreteras, caminos y acceso entre las comunidades y municipios.

Buena parte del país se encuentra incomunicado entre sí, aislando zonas y ciudades.

Agroindustria

Otro factor a tomar en cuenta en la reconstrucción es la pérdida del sector agroindustrial, ya que la citricultura, palma africana, bananos, caña de azúcar, granos básicos y piscicultura fueron dañados por las aguas dejadas por las dos tormentas.

Juan Valladares, dirigente de la Asociación de Productores Agrícolas, estimó el fin de semana en 80 por ciento la producción agrícola perdida por las dos tormentas.

Mientras otros dirigentes del sector también hablan de daños severos en los sectores agrícolas.

Ese panorama renta su peor cara ante la inminente nueva oleada de COVID- 19 que según expertos se agudizará en este país tras el paso de los dos meteoros, y teniendo como principales puntos de contagio las zonas afectadas y los albergues. (PD)  

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,172FansMe gusta
38,208SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img