spot_img

La verdad no es relativa a cada persona y sus circunstancias, reflexiona Monseñor Nácher

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa – “La verdad no es relativa a cada persona y sus circunstancias, es decir oscilante o adaptativa a conveniencia, sino revelada al ser humano para que, con limpia conciencia conozca el mundo conforme Dios lo ama”, reflexionó este domingo el arzobispo de Tegucigalpa, monseñor José Vicente Nácher.

Este día la eucaristía en la Catedral Metropolitana San Miguel Arcángel, fue presidida por el presbítero Orvin David Morales y el diácono permanente Hugo Mejía, aunque al momento de la homilía, se leyó íntegro el mensaje de Monseñor Náchet.

En su homilía, Monseñor defendió la verdad, el tema central de este sexto domingo de pascua, que debería definir a los cristianos y llamó “no que defendemos ´nuestra´ verdad, sino que damos razón de una realidad más grande que nosotros, es decir de una verdad que nos precede, nos envuelve y guía”.

Las verdades de la fe cristiana, agregó, las creemos y las defendemos con dulzura y respeto, para ser dignos del nombre de cristianos no basta conocer las verdades sino vivirlas. Porque el mundo no solo necesita “maestros” sino, sobre todo, testigos.

Monseñor Nácher  recordó en su mensaje, leído por el diácono permanente Hugo Mejía, que los cristianos no se distinguen solo por las verdades de la fe, de forma teórica, sino por vivir conforme al Espíritu de la verdad, irradiando de manera sencilla y espontánea su fe en los valores que van más allá de los valores corrientes.

“El mundo actual no es malo, sencillamente, está perdido. Y está perdido porque no escucha testigos, sino influencers”, dijo al señalar que el influencer transmite “tips” humanos, el testigo esperanza trascendente.

“El cristiano no es aquel que quiere defenderse a sí mismo, sino el que, con sencillez, se deja defender por el Espíritu de la verdad, y guiado por Él vive conforme a la verdad. No hay mejor defensa que la verdad. Si la predicación de Felipe expulsó muchos espíritus malignos y ´llenó de alegría la ciudad´, también hoy, dejándonos guiar por el Espíritu de la Verdad, igualmente nuestra vida y nuestras palabras, llenarán hoy el mundo de alegría”, finalizó el mensaje. VC

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
spot_imgspot_img