spot_img

La subasta del palacio con el único mural de Caravaggio acaba sin comprador

Por:

Compartir esta noticia:

Roma – La subasta por la Villa de la Aurora de Roma, el palacio con el único mural de Michelangelo Merisi Caravaggio, fue declarada desierta y tendrá que repetirse el próximo 7 de abril a un precio más bajo que los 471 millones de euros (unos 528 millones de dólares) de salida fijados para hoy, confirmaron a Efe fuentes de la operación.

El palacio, subastado por orden del juez para saldar una deuda tributaria de sus propietarios, no ha recibido ninguna oferta de compra y deberá repetirse el 7 de abril, a un precio de salida un 20 % menor, detallaron.

Si bien el precio de salida hoy era de 471 millones de euros (unos 528 millones de dólares), el juez determinó su valor mínimo en 353.2 millones de euros (392 millones de dólares).

La subasta debía terminar mañana a las 15:00 hora local (14:00 GMT), tras veinticuatro horas de pujas, pero se ha cerrado poco después de su inicio por la falta de interés de los inversores.

Se trata de un palacio de seis plantas y jardín, con una superficie de unos 2,800 metros cuadrados, en el corazón de Roma, residencia histórica de la familia Boncompagni Ludovisi, cuna de cardenales e incluso de dos papas a lo largo de los siglos.

La subasta suscitó un gran revuelo mediático tanto nacional como internacional, debido a que este palacio conserva en el techo de una de sus salas en el primer piso el único mural que se conoce del genio del “Cinquecento” Caravaggio.

Además, cuenta con numerosas piezas de arte, cuadros, esculturas o libros, así como con el fresco que da nombre a la villa, la alegoría de la Aurora, obra de Guercino, exponente del barroco romano, y de otros pintores como Dominichino, Paul Bril o Giambattista Viola.

El palacio, hoy en gran parte en desuso, frío, oscuro y húmedo, fue en el pasado uno de los centros de poder de Roma y su belleza fue alabada por su belleza por Goethe, Stendhal o D’Annunzio.

Pero ahora los jueces del Tribunal de Roma ha ordenado su subasta porque los herederos de su último propietario, Nicolò Boncompagni Ludovisi, fallecido en 2018, eran incapaces de mantenerlo y debían saldar una deuda tributaria.

El perito Alessandro Zuccari, historiador de la Universidad de La Sapienza, ha calculado el edificio en 432 millones de euros (unos 484 millones de dólares) aunque a regañadientes, subrayando en su informe que “en la actualidad no hay parámetros de valoración” y que es “inestimable”.

En la actualidad en el edificio vive la actriz estadounidense Rita Jenrette, viuda del aristócrata Nicolò Boncompagni Ludovisi, de quien heredó también el título de “princesa” y una pugna con los hijos de un matrimonio anterior.

En los últimos días se ha lanzado una campaña a través de Change.org para que el Estado italiano se haga con este palacio debido a su altísimo valor histórico y cultural, por el que el fundador de Microsoft, Bill Gates, llegó a ofrecer unos 200 millones de dólares hace quince años, explicó a Efe la heredera.

Pero, según la legislación, el Estado solo puede ejercer el derecho de preferencia dentro de un plazo de sesenta días después de que un particular haya adquirido la propiedad y por una cifra más alta.

Por el momento el Gobierno no ha aludido a esta posibilidad, también porque podría interferir en la subasta, pero fuentes del Ministerio de Cultura explican que el precio de salida equivale a una quinta parte del presupuesto ministerial de un año. (ag)

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img