spot_imgspot_img

La SIP inicia Asamblea tras un semestre desastroso para la libertad de prensa

Miami – El presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Jorge Canahuati, inauguró este martes la Asamblea General de la organización con un mensaje en el que destacó que el último fue un «semestre desastroso» para la libertad de prensa y se congratuló por la concesión del Nobel de la Paz a dos periodistas.

Canahuati, acompañado de la presidenta de la Agencia Efe, Gabriela Cañas, declaró abierta esta reunión de cuatro días en formato virtual en la que el escritor nicaragüense Sergio Ramírez será el orador principal.

El presidente de la SIP se refirió al cierre de dos medios «emblemáticos» por parte de gobiernos en connivencia con la justicia: El Nacional de Caracas y La Prensa de Managua.

Subrayó que «su único delito fue ejercer el periodismo independiente» y subrayó que sin ello no puede haber democracia.

Gabriel Cañas, presidenta de la Agencia Efe, que organizará la próxima Asamblea General en Madrid junto a la SIP, subrayó que «hallar un modelo sostenible es crucial para la libertad de expresión y, por tanto, para la propia democracia».

Cañas mencionó la concesión del premio Nobel de la Paz a «dos periodistas valientes», María Ressa, de Filipinas y Dmitri Muratov, de Rusia, como «un reconocimiento a la difícil tarea de muchos reporteros que trabajan en condiciones precarias y que, además, arriesgan su libertad y tal vez su vida».

«Sin llegar a esos extremos sabemos desde hace mucho tiempo que las denuncias falsas contra periodistas y el estrangulamiento de las fuentes financieras de sus empresas es un arma poderosa para todos aquellos que abusan de su poder», agregó.

La presidenta de Efe abundó en que «a esos problemas que sufre la prensa se suma la crisis general del modelo de negocio» y llamó a los demás miembros de la SIP a adaptarse y reclamar «contraprestaciones a quienes difunden nuestros contenidos».

A juicio de Cañas, se necesitan «alianzas y la de la SIP resulta especialmente estimulante en la comunidad iberoamericana, un actor potente para hacerle frente a la perspectiva dominante anglosajona. Nuestra voz, complementaria, importa».

El orador principal de la reunión es el escritor nicaragüense Sergio Ramírez, que fue vicepresidente cuando Daniel Ortega gobernó por primera vez en Nicaragua (1979-1990) y ha tenido que abandonar su país y exiliarse en Costa Rica.

El Gobierno nicaragüense ordenó su arresto por «realizar actos que fomentan e incitan al odio y la violencia». (ag)

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img