La Real Academia de Ciencias respalda el valor científico de los estudios de López Otín

La Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de España (RAC) ha concluido que algunas de las investigaciones del bioquímico español Carlos López Otín contienen «alteraciones» en las figuras pero que, «en ningún caso», pretendían modificar las conclusiones científicas de los trabajos.

 
La RAC ha expresado su opinión en una declaración institucional publicada el 29 de enero, cuatro meses después de que la revista Nature anunciase la retirada del premio Nature Mentoring Award, concedido al bioquímico español en 2017.
 

La institución científica española explica que tras examinar los documentos referentes a las circunstancias que obligaron Carlos López-Otín (miembro de la RAC) a retractarse de nueve de sus publicaciones en las revistas científicas Journal of Biological Chemistry y Nature Cell Biology, ha llegado a la conclusión de que en esas publicaciones hay «alteraciones en la presentación de las figuras, concretamente, duplicaciones de paneles o carreras de electroforesis».

Para la RAC, esas alteraciones no son «una práctica científica adecuada» y «deberían haberse evitado».

Sin embargo, la RAC «tiene la certeza de que dichas alteraciones en las figuras no significan, en ningún caso, un intento de modificar las conclusiones científicas de los artículos».

Dada su naturaleza, esas alteraciones deberían haberse detectado en los controles iniciales de calidad técnica que suelen efectuar las revistas científicas, así como por los revisores de los artículos, advierte la RAC.

Pero, dado que en ninguno de esos procesos se encontraron defectos, la RAC considera que «los problemas detectados en los artículos publicados» se deberían haber resuelto con una corrección a los autores», en ningún caso imponiendo su retirada, como ocurrió.

Un daño desproporcionado

En su declaración institucional, la RAC muestra su total apoyo al profesor López-Otín, del que destaca «su comportamiento ético» y «su rigurosa conducta científica», a la vez que lamenta «la magnitud del daño que se le ha infligido», que no es proporcionada con los errores cometidos por el investigador.

«La RAC no ha encontrado evidencia alguna de fraude en ninguna de las publicaciones firmadas por el profesor Carlos López-Otín», quien, sin embargo, «ha visto cómo su reputación ha quedado impropiamente menoscabada«, denuncian los académicos.

La academia pide a las instituciones responsables de juzgar las malas prácticas científicas que establezcan «una clara distinción entre lo que puede considerarse un error de presentación o una alteración sin consecuencias y los auténticos fraudes científicos».

La declaración institucional concluye recordando los principales logros científicos de López-Otín, como la identificación y caracterización funcional de 63 nuevos genes humanos importantes en cáncer; la participación con el doctor Chris Overall en el establecimiento del concepto de degradoma; la construcción de modelos de ratones modificados genéticamente, que están disponibles en la actualidad y se utilizan en diferentes laboratorios en todo el mundo y que incluyen uno para desarrollar terapias frente al envejecimiento prematuro.

Por último, destaca la contribución del bioquímico español en consorcios implicados en enfermedades humanas y genómica del cáncer, que «siguen siendo absolutamente válidos». EFE

Lo + Nuevo

22,572FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte