spot_imgspot_img

La naturaleza tumba la inauguración de los Juegos Centroamericanos

Mayagüez (Puerto Rico).- La naturaleza se erigió hoy en protagonista inesperada de los Juegos Centroamericanos y del Caribe al tumbar con una fuerte racha de viento una torre dejando cinco heridos y un gran susto y la inauguración del evento.
 

«Fue algo increíble, todas las cosas andaban por los aires, el edificio temblaba», dijo a Efe Lolín Rivera, agente de seguridad del estadio, quien al momento del suceso se encontraba cerca de la pista de atletismo.

La mujer era una de las decenas de personas que cumplían diversos deberes dentro y fuera del Estadio, donde la caída de una torre de iluminación causó serios daños a dos vehículos y heridas a tres de sus ocupantes, mientras un obrero caída de un andamio vecino y sufría la amputación de varios dedos de su mano.

La torre de iluminación formaba parte de un grupo de seis que fueron instaladas para apoyar la ceremonia inaugural de los Juegos.

Pero no fue el único susto que dieron los elementos el sábado. El presidente del Comité Olímpico de Puerto Rico, David Bernier, dijo a Efe que varios regatistas y gimnastas tuvieron que ser auxiliados debido a las fuertes ráfagas que se registraron en áreas donde entrenaban.

Bernier informó de que dos regatistas que practicaban en el área de Boquerón, en la ciudad de Cabo Rojo (suroeste), tuvieron que ser rescatados por agentes marítimos al volcar su bote por las condiciones del tiempo.

Por su parte, la oficial de prensa de la Federación Puertorriqueña de Gimnasia, Elizabeth Figueroa, dijo que gimnastas de Colombia y Puerto Rico, tuvieron que refugiarse en un baño en el pabellón de gimnasia en Hormigueros, aledaño a Mayagüez, tras volcarse un centro de entrenamiento en el lugar.

El fenómeno, que fue seguido por dos más de menor intensidad, levantó todo el piso que cubría la grama de la cancha de fútbol del parque Universitario, derrumbó la carpa que protegía los instrumentos musicales y sembró el pánico entre decenas de peatones que se acercaron al lugar para observar los trabajos previos a la apertura.

«Vamos a ver si los pianos no sufrieron daños, porque vemos por acá otros instrumentos regados por todos lados y creemos que los daños serán cuantiosos», dijo por su parte Wilson Vélez, bajista de la Banda Estatal de Puerto Rico, responsable de la música del espectáculo de inauguración.

Vélez dio gracias a Dios porque el tornado no fue acompañado de lluvias, aunque afirmó que de «ninguna manera» la banda estaría en condiciones de actuar hoy.

El tornado tumbó decenas de carpas que cubrían productos de patrocinadores de los Juegos y que estaban instaladas en la parte norte del parque de béisbol Isidoro García, contiguo al Estadio Universitario.

«Es una pena, todo iba a quedar bien bonito», se lamentó Ismael Jiménez, quien atendía un puesto de venta de refrescos que desmantelaba rápidamente junto a un compañero.

Las continuas ráfagas de viento que siguieron al tornado hicieron huir despavoridos a muchos curiosos que, tras refugiarse en el estadio de béisbol Isidoro García, volvían al Estadio Universitario incluso hasta para hacerse fotografías.

«Parecería como si el Demonio de Tasmania pasó por aquí», dijo Alejandro, un fotógrafo que describió así el paso del tornado.

La XXI edición de los Juegos Centroamericanos y del Caribe comienza mañana el programa oficial de competiciones con la participación de 5.204 atletas de 31 países que tomarán parte en 42 deportes.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,139FansMe gusta
37,965SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img