spot_imgspot_img

La NASA recibe 12,000 solicitudes para la nueva generación de astronautas

Miami – Más de 12.000 personas presentaron su solicitud para convertirse en la próxima generación de astronautas de la NASA, que serán los encargados de explorar de nuevo la superficie lunar o de realizar los primeros viajes con humanos a Marte.

El gran volumen de solicitudes recibidas representa el «gran interés nacional» que existe por la exploración espacial en la actualidad, al haber recibido aspirantes de todos y cada uno de los estados del país.

«Hemos entrado una nueva era de la exploración del espacio con el programa Artemis, y estamos emocionados de ver a tantos estadounidenses increíbles iniciar el proceso de selección para unirse a nosotros», dijo en un comunicado el administrador de la NASA, Jim Bridenstine.

El proceso para convertirse en un nuevo miembro de la generación Artemis comenzó hace un mes y supone «solo el principio» de un largo recorrido, ya que ahora se entrevistará a los aspirantes mejor cualificados y se les invitará a pasar un examen médico en el Centro Espacial Johnson de Houston (Texas) antes de la selección final.

La organización espera poder presentar a los nuevos astronautas para el verano de 2021, los cuales ayudarán en esta «nueva era de la exploración espacial».

«La nueva clase de astronautas de la generación Artemis nos ayudará a explorar la Luna como nunca lo habíamos hecho y nos liderará hasta el Planeta Rojo», señaló Bridenstine.

Desde 1960 la NASA ha seleccionado a 350 personas para entrenarlos como candidatos a astronautas, una cifra que ha ido en aumento debido «al desafío que supone la exploración espacial», y actualmente, hay 48 astronautas en activo.

Una vez seleccionados, los candidatos tendrán que llevar a cabo un entrenamiento inicial de dos años de duración en el que aprenderán a caminar en el espacio, sobre robótica, sistemas de la nave espacial, así como diversas aptitudes que usarán durante las expediciones.

Después de este entrenamiento inicial, los astronautas podrán vivir y trabajar en la Estación Espacial Internacional a unos 402 kilómetros por encima de la Tierra, donde participarán en experimentos y se prepararán para sus viajes a la Luna y a Marte.

La NASA planea volver a poner al ser humano en la Luna en 2024, y cuatro años después quiere haber establecido una exploración sostenible en la superficie lunar, mientras que tiene previsto enviar a los primeros astronautas a Marte en 2030.

La directora de la junta de selección, Anne Roemer, aseguró que está «emocionada de poder revisar todas las solicitudes» de los candidatos para identificar a «la próxima generación de astronautas».

«Hemos podido construir una cuerpo de astronautas potentes en la NASA porque tenemos una gran cantidad de solicitantes a los que elegir. Siempre es increíble ver la diversidad educativa, en experiencia y en habilidades de nuestros solicitantes», indicó.

spot_img
spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img