spot_imgspot_img

La inversión extranjera en Honduras cae 1.5% en tres meses por el coronavirus

Tegucigalpa – La inversión extranjera directa (IED) en Honduras cayó 1.5 % en el primer trimestre de 2020 frente al mismo periodo del año anterior hasta llegar a 297.5 millones de dólares, debido a una menor producción de bienes y servicios y las medidas implementadas para frenar la propagación de la pandemia del coronavirus.

El Banco Central de Honduras indicó este miércoles que, en el contexto internacional, la economía mundial comenzó a experimentar «una contracción» de la actividad económica debido a la adopción de medidas de contención contra el coronavirus».

Esas medidas provocaron en el primer trimestre «efectos colaterales, la paralización de proyectos de inversión, caída en precios internacionales de materias primas, interrupción del flujo de viajeros y cierre de industrias no esenciales, entre otros», añadió.

La pandemia de la COVID-19 ha generado además «un alto grado de incertidumbre y volatilidad en los mercados a nivel mundial», señaló la entidad.

En el entorno local, agregó, esa reducción en la IED está justificada a que varias empresas registraron a mediados de marzo una «menor producción de bienes y servicios» por el choque negativo de demanda externa y las medidas internas implementadas para frenar el coronavirus, lo que limitó la movilidad de personas y ocasionó el cierre de empresas y la suspensión de contratos.

El país centroamericano acumula hasta este martes 497 fallecimientos y 19,558 contagios por coronavirus, según cifras oficiales.

La IED en el primer trimestre, indicó el Banco Central, fue inferior en 4.5 millones de dólares (1.5 %), a los 302 millones captados durante el mismo periodo de referencia del año pasado.

La mayoría de los flujos fue reinversión de utilidades (176 millones de dólares), seguido de otro capital (100.3 millones) y acciones y participaciones de capital (21.2 millones), detalla el informe del organismo hondureño.

 Según el documento, los sectores más atractivos para los inversionistas extranjeros fueron servicio (29.1 %); manufactura (27.2 %); transporte, almacenaje y telecomunicaciones (26.6 %); electricidad, gas y agua (7.6 %); comercio, restaurantes, hoteles, minas y canteras, construcción, agricultura, silvicultura, caza y pesca (7.27 %), y bienes para transformación (2.3 %).

Por origen, las fuentes principales de inversión fueron Norteamérica (Estados Unidos, Canadá y México) con 145.7 millones de dólares; resto de América con 65,5 millones; Europa con 35.3 millones; Centroamérica con 25.5 millones; Caribe con 18.9 millones, y Asia y Oceanía con 6.4 millones de dólares, añadió la entidad.

spot_img
spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img