spot_img

La guerra en Ucrania divide aún más las iglesias cristianas: La ortodoxa rusa a favor de Putin y la católica en un limbo de ambigüedad

Por:

Compartir esta noticia:

Análisis de Alberto García Marder- Especial para “Proceso Digital”

El Patriarca Cirilo (conocido también como Kirill) de la Iglesia Ortodoxa rusa y líder espiritual de más de 150 millones de fieles en todo el mudo, es un personaje raro: millonario y ferviente defensor del Kremlin.

Basta con decir que ha calificado al presidente de Rusia, Vladimir Putin, como “un milagro de Dios” y ha caracterizado la guerra de Ucrania como una “justa defensa” contra “conspiraciones liberales y de homosexuales de un decadente Occidente”.

La Comisión Europea ha recomendado incluirlo en la lista, junto a jerarcas rusos y altos funcionarios, para ser sancionados por la Unión Europea por su cercanía con Putin y en represalia por la invasión a Ucrania.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, y el Patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa, Cirilo, tambien conocido como Kirill. (Foto Mikhail Metzel / SPUTNIK / EPA/Getty Images) 

El papa Francisco de la Iglesia Católica de Roma si ha dicho que la guerra de Ucrania es una “barbarie”, dado que involucra a cristianos matando a cristianos, pero se ha abstenido de denunciar públicamente al ejército invasor, el ruso.

El diario “El Mundo” de Madrid dice que el Papa argentino ha sido señalado en su país y fuera de él, “por una presunta actitud concesiva hacia Rusia”.

El Papa Francisco y el Patriarca de la Iglesia Ortordoxa Rusa, Cirilo, se reunieron en el aeropuerto de La Habana el 12 de febrero, 2016, la primera vez en casi mil años entre los líderes de las dos iglesias cristianas.(Foto Paul Haring-CNS News).

Según la cadena CNN En Español, han sido muy controvertidas las palabras de Francisco al diario “Corriere della Sera”,  “insinuando” que debido a “los ladridos” de la Alianza Atlántica de defensa OTAN, Rusia invadió Ucrania.

“El Papa Francisco adopta una postura que sorprende a los que condenan la guerra de Rusia en Ucrania.  ¿Condenará el Papa las atrocidades cometidas durante la invasión rusa”, se pregunta la versión digital de la cadena CNN En Español.

El mexicano Fernando del Rincón, el presentador estrella de esa cadena, dijo que esa es una explicación “polémica, desafortunada e ignorante” al tratar de justificar una invasión no declarada por el líder ruso Vladimir Putin.

El mexicano Fernando del Rincon, el presentador estrella de la cadena CNN En ESPAÑOL. (Foto Inter Amerian Dialogue).

El papa Francisco ha denunciado la guerra en sí, se ha preocupado por las víctimas ucranianas y se ha ofrecido como mediador de paz. Pero hasta la fecha, no ha denunciado al país invasor ni mucho menos a Putin.

En pocas palabras, mientras el patriarca Cirilo no esconde su ferviente apoyo a Putin, nuestro Papa se mueve en una ambigüedad difícil de precisar: si, condena la violencia que genera esa guerra, pero no al que la causó.

Le duele el infierno que están pasando las víctimas de esa guerra y siente una empatía hacia ellas, pero no escarba por el origen de ese conflicto. Se queda en las nubes.

En pocas palabras, sabe nadar, pero no quiere mojarse.

Es obligado recordar en este momento el indignante silencio del Papa Pio XII (1876-1958) ante las atrocidades del holocausto de la Alemania Nazi en la Segunda Guerra Mundial, a pesar que ayudó a salvar a miles de vidas judías.

El Papa Pio XII, según archivos desclasificados por el Vaticano, mantuvo silencio sobre el holocausto judio por parte de la Alemania Nazi y ayudo a Hitler a desmantelar la oposicion católica. (Foto archivos Wikipedia).

Por el momento, los dos líderes religiosos están, aparentemente molestos el uno con el otro.

A Cirilo le ha enfadado y ha hecho público una protesta en un comunicado, que Francisco haya comentado, en la entrevista con el “Corriere della Serra”, que el Patriarca ruso no puede convertirse “en el monaguillo de Putin”.

(También se lo dijo personalmente en la video conferencia que tuvieron el 16 de marzo).

Y ese encuentro virtual, vía Zoom, fue un rotundo fracaso, según el diario “The New York Times”. Fue un intento fallido de acercar a las dos iglesias, tras el cismo que dura ya casi mil años.

El papa Francisco se molestó o se indignó, cuando Cirilo comenzó la charla leyendo nada menos que durante 20 minutos una nota preparada donde justificaba la invasión rusa y repitiendo los mismos argumentos de Putin.

Según el Patriarca ruso, esa “operación militar especial”, como le llama Putin, fue para “purgar a Ucrania de los nazis y frenar la expansión de la OTAN”.

Cuando ya pudo hablar, el Papa le dijo: “No comprendo nada de esto. Hermano, no somos clérigos del estado, no podemos usar el lenguaje de la política, pero sí el de Jesús”.

Video conferencia en marzo entre el Papa Francisco y el Patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa, Cirilo. (Foto cortesia Oficina Prensa del Vaticano).

Si es verdad que el papa Francisco dijo que Cirilo no debería ser “el monaguillo” de Putin se ha quedado corto.

Es más que eso, es un aliado fiel, y no sorprendería, como ya lo están advirtiendo, que la Iglesia Ortodoxa de Ucrania dejará de reconocerlo como patriarca. Y pronto, las de América.

“Putin ha convertido a la Iglesia Ortodoxa Rusa, bajo el mando del patriarca Cirilo, en una rama espiritual corrupta de un estado autoritario”, según el diario “The New York Times”.

El cristianismo se dividió en el año 1054 en dos ramas: la Iglesia Católica en Occidente y la ortodoxa en Oriente. Como resultado, según la enciclopedia virtual “Wikipedia”, de un largo distanciamiento teológico, de liturgia y político entre las dos ramas eclesiales, “que subsiste hasta la actualidad”.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img