La fatal espera de don Rigoberto

Tegucigalpa – El reloj marcaba las 6:15 de la mañana del lunes y los pasillos del legendario Hospital San Felipe lucían abarrotados de pacientes. En la sala de Consulta Externa hay una que otra silla desocupada, situación que aprovecha don Rigoberto Ordóñez (66), un paciente oncológico, para esperar para recibir asistencia sanitaria.
 

– Se trata de un típico caso que se repite constantemente en algunos centros hospitalarios públicos del país.

Pasaron las horas y don Rigoberto seguía ahí sentado agarrado de la silla, aferrado a un cupo que lo llevaría a recibir asistencia médica. Sus ojos estaban cerrados, daba la impresión que atravesaba un tranquilo y confortante sueño.

Fue hasta que una paciente se le acercó, tres horas después que don Rigoberto llegó al hospital (10:25 de la mañana) y lo tocó, pero el sexagenario había expirado. Así murió, aferrado a un cupo, enganchado a la silla y esperando por la atención que nunca se dio. Vestía ropa hospitalaria, describen testigos.

La impotencia y la desesperanza se apoderaron casi de forma inmediata de las decenas de pacientes que esperaban asistencia en la sala de Consulta Externa.

“Que triste ser pobre uno y que lo atiendan como perro… esto es pura negligencia”, relató una apesarada mujer que esperaba atención con su hijo en brazos.

Otra de las féminas que estuvo en el lugar contó que el malogrado hombre llegó un poco después de las 6:00 de la mañana y pese a que hicieron algunos llamados al personal del centro hospitalario, no recibieron respuesta a sus ruegos. “Queremos que investiguen este caso porque así como le sucedió a este señor, el día de mañana puede pasar con nosotros”, demandó.

Versiones de otros testigos del hecho dan cuenta que el ahora occiso fue dejado en su silla por una de internista al tiempo que éste se quejaba por el dolor que lo angustiaba.

Acusaciones y contraacusaciones

Luego del deceso de don Rigoberto Ordóñez, la reacciones no se hicieron esperar y el primero en intervenir fue el subdirector del Hospital San Felipe, Fredy Galindo, quien atribuyó el suceso a la falta de comunicación del anciano.

El galeno mencionó que las primeras investigaciones establecen que el sexagenario llegó remitido desde el Hospital Escuela Universitario (HEU), pero en lugar de entregárselo al personal médico del Hospital San Felipe, fue abandonado en la sala de Consulta Externa.

“¿Dónde están los médicos del Hospital Escuela que trasladaron al paciente. Aquí es Consulta Externa y cada quien está apuntado… si vienen a dejar a un paciente y no dicen nada, esa no es culpa de uno”, argumentó el médico.

“No es posible que nos traigan un paciente remitido de allá (Hospital Escuela) y que no lo presenten. El paciente estaba sentado y nadie se dio cuenta que estaba ahí. Es responsabilidad de ellos quedarse con el paciente, quedarse si viene de una interconsulta”, argumentó Galindo.

“Nos molesta que vengan a dejar un paciente así, en una situación grave, y que se vayan y ni lo presenten” reafirmó ante periodistas.

Investigan el hecho

De su lado, la coordinadora de la junta de dirección del Hospital Escuela, Elsa Palou, explicó que cuando ese centro asistencial traslada a un paciente en esas condiciones lo hace con una hoja de remisión y un médico bajo su cargo.

“Si en este caso no fue así, lo vamos a investigar, para determinar quién lo envió, y bajo la responsabilidad de qué médico especialista estaba”, manifestó.

Palou expresó que rara vez el Hospital Escuela remite pacientes a otros centros asistenciales. “Intentamos que los pacientes que referimos vayan con los datos clínicos necesarios y acompañados del médico interno”, detalló.

Mientras, la ministra de Salud, Yolani Batres, refirió que es lamentable enterarse que estos hechos ocurran en un centro de referencia como el San Felipe.

“Desde ya vamos a llamar al director del centro hospitalario para que se investigue qué fue lo que pasó con este paciente, si es verdad que no fue atendido a tiempo o por qué tardó tanto en recibir atención médica y determinar su estado general”, aseveró.

Mencionó que los pacientes que padecen de cáncer suelen estar en condiciones difíciles, aunque eso no impide que hagan una investigación exhaustiva del caso. “Eso no permitirá que perdamos la sensibilidad ante este tipo de acontecimientos”, agregó.

Cabe recordar que hace un poco más de un mes también se denunció que cinco pacientes murieron “misteriosamente” en el Instituto Cardiopulmonar, más conocido como el Hospital El Tórax de la capital hondureña.

En esa oportunidad se informó que todos estos pacientes, que perecieron en menos de 24 horas, fue producto de la gravedad de sus enfermedades y no por falta de medicamentos como se dijo desde un principio.

Síganos

21,741FansMe gusta
34,666SeguidoresSeguir
61,453suscriptoresSuscribirte

Principales

Lo más reciente

Honduras supera los 108 mil casos de COVID-19 tras sumar 365 nuevos positivos

Se procesaron 928 pruebas PCR por el Laboratorio de Virología, de las cuales, 365 dieron positivas.

Países del SICA abogan ante la ONU por Fondos Verdes y apoyo para la reconstrucción

Los países del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) abogaron hoy ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) para acceder a los Fondos Verdes del Clima y contar con el apoyo al proceso de reconstrucción de la región, luego de los estragos causados por las tormentas Eta y Iota, sumados a la pandemia de COVID-19.

Cilindro de gas LPG sube casi dos lempiras desde mañana

Tegucigalpa - El cilindro de gas LPG, que usan las amas de casa, subirá casi dos lempiras a partir de este martes...

Prisión preventiva para dos empleados de Copeco que vendían equipo de bioseguridad del Estado

Los imputados son Hugo Molina y Edwin Antonio Carballo, ambos acusados por los presuntos delitos de malversación por apropiación y malversación por aplicación de diferentes agravados en perjuicio de la administración pública.

Una delegación militar israelí asistirá a Honduras tras el paso de huracanes

Una delegación del Ejército israelí partirá esta noche de lunes hacia Honduras para asistir en la reconstrucción tras las secuelas de las tormentas tropicales de Eta e Iota, que han causado miles de damnificados en el país e importantes destrozos materiales.