spot_imgspot_img

La era de las extinciones

Por: Otto Martín Wolf
Ya se sabe, si la Tierra es golpeada por un asteroide de unos cuatro o cinco kilómetros lo más posible es que se produzca una extinción masiva, como ha ocurrido cinco o seis veces en la larga historia del planeta.

Dicen los científicos que va suceder, no se sabe cuándo, pero que va a pasar, va a pasar.
Se supone que en 2032 uno bien grande se va a cruzar con la órbita terrestre y quizá…  espero que para entonces Bruce Willis esté aún vivo y pueda ir con una nave a volarlo en mil pedazos, antes de que nos haga mil pedazos a nosotros.
Mientras tanto, constantemente se están produciendo extinciones de especies animales y vegetales, así como de artículos que en su momento fueron casi indispensables y que la tecnología –o la moda- sacó de circulación.
Alguien oyó hablar de los “Radioaficionados”? Era un grupo selecto de gente que se comunicaba por radio a todas partes del planeta (chateaba diremos ahora). Eran particularmente útiles cuando se producían desastres ya que, generalmente, era el único medio de comunicación que servía.
Creo que ya no existen; Internet y la telefonía celular deben haber hecho con ellos lo que el meteoro de Yucatán hizo con los dinosaurios.
El teletipo era una máquina de escribir, que se comunicaba con otra máquina igual ubicada a gran distancia por medio de radio. Creo que ya no queda ni uno, por la misma razón.
Los “walkie talkies” tuvieron una era de prosperidad, hasta que –de nuevo- la telefonía móvil los redujo a su mínima expresión. He visto que todavía se ofrecen a la venta algunos, no sé a quién le pueda parecer atractivo –o necesario- utilizarlos, quizá como juguete, aunque muchos niños ya tienen celular.
Hay una especie de insecto que  posiblemente se esté extinguiendo, sin que ni a los naturistas –ni a nadie- parezca importarle. Es más, creo que esa extinción es de agrado de muchos. Su desaparición empezó cuando se puso de moda afeitar el vello púbico, destruyendo su medio ambiente.
El efecto  de esa práctica es el mismo que la deforestación produce en otros animales.
Creo que en estos momentos sólo deben existir en ciertas partes del planeta donde la costumbre de  la navaja aún no llega. Su nombre científico? Pthirus Pubis, más conocido como ladillas.
Se extinguió también, o está en proceso, el llamado papel carbón, invento que permitía sacar varias copias simultáneamente cuando se estaba utilizaba la máquina de escribir.
Máquina de escribir? Sí. No hace mucho no existían computadoras ni impresoras de oficina. Todo mundo tenía unas máquinas de escribir que ahora sólo se pueden ver en museos y en algunas oficinas de gobierno, particularmente en los juzgados.
Me temo que también está desapareciendo (al menos en Honduras) la disciplina de la lectura. Cada día son menos las librerías y más caros los libros, que poco a poco se están convirtiendo en digitales.
En lo personal siempre me ha encantado leer y, voy a ser sincero, durante algún tiempo dije que jamás dejaría los libros de papel. Eso fue hasta que probé el primero libro digital. En ese momento cambié para siempre. Mi modesta biblioteca ha ido desapareciendo también, para qué guardar libros que nunca volveré a leer? Alimento de polillas? He preferido irlos regalando a todo aquél que muestra algo de interés.
Estamos en una era de grandes cambios, tan rápidos y fulminantes como nunca se han producido en la historia de la Humanidad.
Es inútil tratar de aferrarse al pasado, aquellos “viejos buenos tiempos” no fueron tan buenos, sólo son viejos y obsoletos, tan obsoletos como la película fotográfica y el motor a vapor.
Apostemos que la mayoría no sabe lo que son esas cosas.
spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,603SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img