spot_img

Jadue, presidente del fútbol chileno, dice que no tiene nada que ocultar

Por:

Compartir esta noticia:

Santiago de Chile – El presidente de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) de Chile, Sergio Jadue, afirmó hoy que no tiene «nada que ocultar», luego de ser mencionado como receptor de un soborno de 1,5 millones de dólares en relación con la Copa América 2015, a jugarse el próximo mes en este país.

«Quienes cometieron delitos deben pagar y gracias a Dios no estoy entre ellos», dijo desde Zúrich a radio Cooperativa Jadue, que ostenta además una vicepresidencia de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).

El caso surgió como una de las aristas del escándalo que envuelve a la FIFA tras la detención en Zúrich de siete de sus dirigentes acusados en Estados Unidos de varios delitos de corrupción que superarían los 150 millones de dólares.

Según un documento de la Fiscalía estadounidense, los sobornos a varios dirigentes de la Conmebol fueron pagados por Datisa, una firma creada para unir los intereses comerciales de las empresas Traffic, Torneos y Competencias y Full Play en 2013, cuando se confirmó la celebración de la Copa América Centenario, a jugarse en Estados Unidos en 2016.

Según la Fiscalía estadounidense, «Datisa acordó pagar 100 millones de dólares en sobornos a oficiales de Conmebol y también de la FIFA, a cambio del contrato de Copa América: Veinte millones por la firma del contrato y veinte millones por cada una de cuatro ediciones del torneo (2015, 2016, 2019 y 2023)».

«Cada pago de 20 millones fue dividido en sobornos de esta manera: Tres millones para cada uno de los ‘top’ oficiales de Conmebol: el presidente de la Confederación y los presidentes de las Federaciones de Brasil y Argentina, y 1,5 millones de dólares a cada uno de los otros siete presidentes de las federaciones de Conmebol».

Adicionalmente, hubo otros 500 mil dólares «para un undécimo oficial de Conmebol», sostiene el documento, que menciona entre quienes solicitaron o recibieron sobornos a Eugenio Figueredo, Rafael Esquivel, Nicolás Leoz y José María Marín, más cinco de los «cómplices» cuyos nombres no se revelan, y otros dirigentes.

De acuerdo a la Fiscalía, el pago de estos sobornos a la Conmebol se realizó entre junio y septiembre de 2013 a través de instituciones financieras estadounidenses.

Según Jadue, en 2013 hubo un anticipo de un millón de dólares de los derechos de televisión de la Copa América de Chile, dinero que fue depositado en la cuenta corriente de la Federación.

«Si yo estuviera involucrado no estaría hablando con ustedes, para mí no hay nada que ocultar, mostraremos todos los documentos», añadió Jadue, que estaba en el mismo hotel de Zurich donde fueron detenidos los siete dirigentes.

«Estoy tranquilo, está el comprobante del depósito», insistió Jadue, que añadió que sin embargo se comunicó con un abogado para estudiar la situación. «No se trata de lanzar una bomba que salpique a todos», sostuvo.

Aseguró además que la Copa América que comienza el próximo 11 de junio en Chile no está amenazada y que hay que separar el juicio a los responsables de las instituciones.

Respecto del voto de Chile para la elección de presidente de la FIFA dijo que en 24 horas se tomaría una decisión y que «la Conmebol vota en bloque y esperemos que prime nuestra postura».

La Conmebol, según se ha informado antes, decidió apoyar al actual presidente de la FIFA, Joseph Blatter, que busca ser reelegido en el cargo.

No obstante, Ricardo Abumohor, expresidente de la ANFP y actual presidente del club O’Higgins, dijo a radio ADN que Jadue debería renunciar «esta misma noche», sin esperar la Copa América.

«No tenía idea que Sergio Jadue pudiera estar involucrado, es difícil pronunciarse, si eso fuera así, creo que debería tomarse el toro por las astas y crear las condiciones para que la gente vuelva a creer en una actividad tan noble como el fútbol», dijo.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img