spot_imgspot_img

Italia suma 7,332 contagios, su récord en la pandemia pero con más pruebas

Roma – Italia ha comunicado hoy 7,332 nuevos contagios por coronavirus, lo que eleva a 372,799 la cifra total de casos desde el 21 de febrero, cuando comenzó la emergencia en el país, y supone un récord en toda la pandemia, informó hoy el Ministerio de Sanidad en un comunicado.

El anterior pico máximo se había producido el 21 de marzo, cuando hubo 6,557 casos, y ese día se hicieron 26,300 pruebas. Este miércoles, por contra, se contabilizaron 7,332 casos y se hicieron 152,196 pruebas.

De los 7,332 nuevos contagios, 1,844 son de Lombardía, la región más afectada por la pandemia; y le siguieron Campania (818), el Véneto (657) y Toscana (575).

En las últimas 24 horas fallecieron 43 personas, con lo que desde febrero suman 36,289.

Actualmente hay 92,445 enfermos con COVID-19 en Italia, de los que 539 se encuentran en unidades de cuidados intensivos y 5,470 en hospitales, mientras que el resto está en sus casas, sin síntomas o con síntomas leves.

El Gobierno italiano ha hecho llamamientos a la responsabilidad en los últimos días y ha pedido a los ciudadanos que no dejen de adoptar medidas de prevención para evitar que la curva de transmisiones se dispare.

Recientemente amplió el estado de emergencia al 31 de enero para poder afrontar la pandemia con la aprobación de decretos urgentes como el que ha sacado adelante el martes y que prevé el cierre antes de medianoche de establecimientos públicos como bares y restaurantes, y a las 21:00 en caso de que no tengan servicio de mesa con el objetivo de evitar aglomeraciones de personas que beben de pie en las calles.

También quedan prohibidos los juegos de deportes de contacto entre amigos, como el fútbol o el baloncesto, así como celebrar fiestas privadas en lugares públicos y discotecas o al aire libre o en el interior y las excursiones escolares.

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, aseguró este miércoles que «la curva continua creciendo, lenta pero progresivamente» y que es fundamental que los ciudadanos respeten las reglas restrictivas.

«Si aumenta el número de personas infectadas y el número de personas en hospitales y especialmente en cuidados intensivos, volveremos a entrar en dificultades. Tenemos que frenar esta curva y no hay mejor forma de hacerlo que respetando las reglas», ha opinado.

También se ha referido a las declaraciones del conocido virólogo Andrea Crisanti, de la Universidad de Padua, que no ha descartado que Italia apruebe un confinamiento en Navidad para parar los contagios, y Conte ha dicho que de momento la medida está descartada pero que «todo dependerá del comportamiento de los ciudadanos».

El líder del gubernamental Partido Demócrata (PD, centroizquierda), Nicola Zingaretti, ha reconocido que la prioridad ahora es no cerrar las escuelas y para eso ha recomendado el teletrabajo de todos los empleados que puedan hacerlo, porque «favorecerá una descongestión en los medios de transporte». (ag)

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,504FansMe gusta
39,540SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img