Nueva York.- La escritora chilena Isabel Allende afirmó hoy que siente una «pena inmensa» por el fallecimiento del autor colombiano Gabriel García Márquez, pero subrayó que su obra «es inmortal».
 

Allende señaló, en una rueda de prensa en el Instituto Cervantes de Nueva York, que García Márquez «era un maestro para todos», y que todos los autores latinoamericanos contemporáneos han «estado influidos por su obra».


Fue «el gran pilar del ‘boom’ de la literatura latinoamericana» a nivel internacional, recordó.
Allende reconoció que no llegó a ser amiga de García Márquez. «No soy amiga de él, pero su obra es mi amiga», explicó.
El premio Nobel de Literatura de 1982 falleció hoy a los 87 años de edad en su casa del sur de Ciudad de México, pocos días después de salir del hospital tras se ingresado por una infección pulmonar.