Huracán Eta arrecia su poder destructivo

Miami / Tegucigalpa (Proceso Digital /Agencias) –   Eta se convirtió en un potente huracán este lunes al pasar a la categoría 4 en la escala Saffir-Simpson de huracanes, mientras el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) de Estados Unidos lanzó la advertencia de que el poderoso ciclón dejará intensas lluvias e incluso “inundaciones catastróficas y amenazas a la vida” en Honduras, Nicaragua y otros países centroamericanos y del Caribe, al menos hasta el viernes próximo.

Se prevé que el fenómeno tocará suelo centroamericano la madrugada del martes en la madrugada.

Eta carga ahora vientos máximos sostenidos de 240 kilómetros por horas, indican los reportes del NHC, lo que muestra su creciente furia.

El efecto de sus vientos y lluvias en Centroamérica pueden ser marejadas ciclónicas, inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra, indicó en un reporte el observatorio del Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) de Estados Unidos.

Eta estaba el lunes por la noche a 110 kilómetros al este del Cabo de Gracias Dios en la frontera entre Nicaragua y Honduras, y unos 115 kilómetros al noreste de Puerto Cabezas, en Nicaragua, con vientos máximos sostenidos de 240 kilómetros por hora.

La Masica Atlántida: rescate exitoso de familia atrapada por caudal de río por el cuerpo de Bomberos de Honduras

El huracán, el décimo segundo de esta temporada en el Atlántico, se mueve dejando ya en Honduras lluvias en toda la zona caribeña lo que provoca poderosos daños a los cultivos, el ganado, la infraestructura y pone en riesgo vidas, según reportes de autoridades del departamento de Colón.

Las lluvias ya arrecian en varias zonas del Caribe hondureño y muchas zonas reportan la crecida de ríos como Lean, Cuyamapa, Ulúa, Cangrejal, Cuero  y Chamelecón.

Colón, Atlántida, Yoro, Cortés y Olancho son parte de las zonas con mayores riesgos, han dicho autoridades de contingencia de Copeco.

Suspenden vacaciones

Los hondureños se apretaban a iniciar esta semana un tiempo de vacaciones programadas por el gobierno, pero las mismas fueron suspendidas debido a la emergencia y el riesgo que corren los turistas.

Las vacaciones morazánicas son parte de un plan para reactivar la economía devastada por los efectos de la pandemia ocasionada por el COVID-19.

Cientos de viajeros deberán cancelar sus reservaciones y el sector turismo sufrirá de nuevo otro golpe después de preparar sus instalaciones con medidas de bioseguridad y con personal para atender a los visitantes.

Según el patrón de trayectoria, el centro de Eta se aproxima a la costa nororiental de Nicaragua y tocará tierra en algún punto entre la frontera con Honduras y Sandy Bay Sirpi en la madrugada del martes con fuerza de huracán mayor.

Un huracán “mayor»

Foto del huracán ETA tomada desde satélite en el espacio.

Un huracán “mayor” lleva vientos a partir de 111 millas por hora (178 km/h).

En la categoría 4 están los huracanes de 210 a 251 km/h y en la 5 los de 252 km/h y más.

Tras el impacto y el consiguiente debilitamiento, Eta permanecerá sobre el norte de Nicaragua hasta la madrugada del miércoles.

Toda esa zona está bajo aviso de paso de huracán, pero hay otras advertencias emitidas por el NHC para la costa noreste de Honduras desde Punta Patuca a la frontera con Nicaragua y para la costa norte hondureña desde Punta Patuca al oeste de Punta Castilla.

Aparte del viento y la lluvia, ya afectan, además de a Nicaragua y Honduras, a partes de Guatemala, Belice, Panamá y Costa Rica, Jamaica, el sureste de México, El Salvador, el sur de Haití y las islas Caimán, el mayor peligro es la marejada ciclónica acompañada de un fuerte oleaje y corrientes.

El mar puede elevarse hasta 18 pies (5.4 metros) por encima de su nivel normal en la zona bajo aviso de huracán y hasta 10 pies (3 metros) en la zona de Honduras aledaña.

El oleaje va a afectar a partes de la costa de Centroamérica y la península de Yucatán (México) los próximos días.

Es la primera vez que se usa el nombre de Eta desde que se denomina a las tormentas de acuerdo con una lista anual, lo cual significa que 2020 es un año récord en el Atlántico.

Cuando se agota la lista, se usan las letras del abecedario griego y así ha sido este año hasta llegar a Eta.

Hasta ahora ha habido 28 tormentas tropicales con nombre, de las cuales 12 han sido huracanes, y queda todo noviembre para que se acabe oficialmente la temporada. (PD/agencias)

Lo + Nuevo

22,263FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte