Hondureños recibieron año nuevo con repique de campanas del reloj más viejo de América

Tegucigalpa – Centenares de hondureños recibieron el año 2011 con el repique de campanas del reloj más viejo del continente americano, en la catedral de Comayagua.
 

Funcionarios de Turismo y de Cultura, Artes y Deportes, entre otros, pobladores y autoridades locales participaron en la despedida de 2010 y el recibimiento de 2011 en una noche amenizada por grupos musicales y cantantes nacionales.

El repique del reloj de la catedral de Comayagua a la media noche fue transmitido por varias cadenas internacionales de televisión con sede en Estados Unidos, informaron autoridades locales.

Funcionarios del Gobierno del presidente Porfirio Lobo desearon felicidad y prosperidad en el año nuevo a los hondureños.

El presidente Lobo no participó en la actividad, pues se quedó con su familia a recibir el año nuevo en su residencia de La Empalizada, en el oriental departamento de Olancho.

El alcalde de Comayagua, Carlos Miranda, dijo a periodistas que para su ciudad «es muy importante que el mundo conozca la joya histórica que Comayagua representa para Honduras y el mundo».

Según apuntes históricos, el reloj de la catedral de Comayagua, que al parecer es de origen árabe, data del año 1100 y podría ser el primero o el segundo más antiguo del mundo.

El reloj, antes de ser enviado como regalo del rey español Felipe III para la catedral de Comayagua, estuvo funcionando antes en La Alhambra (Granada, España).

La pieza, con su engranaje de madera que ha sido restaurado, permaneció unos 75 años en la iglesia La Merced, siempre en la antigua capital de Honduras.

Su traslado a la catedral de Comayagua se produjo en 1711 y desde entonces le recuerda el tiempo a hondureños y foráneos.

La ciudad de Comayagua, que hace unos pocos años fue remozada con cooperación española, se localiza unos 80 kilómetros al norte de Tegucigalpa.

Lo + Nuevo

22,262FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte