Hondureños despiden el año con tradiciones para recibir un esperanzador 2014

Tegucigalpa – Las uvas, la ropa interior, las velas, las escobas, maletas, entre otros, forman parte de las costumbres y tradiciones que están presentes en el recibimiento del año nuevo en los hondureños, quienes abrigan la esperanza que el 2014 sea pletórico de amor, dinero y salud.
 

Aunque el recibimiento del año nuevo tradicionalmente se celebra junto a la familia, las últimas horas del 31 de diciembre se concentran en rituales y tradiciones para las personas que tienen sus propias supersticiones.

Estas acciones de superstición y tradiciones que tanto en Honduras como en otros países realizan las personas para finalizar el año, en el fondo tranquilizan y les dan la esperanza de conseguir sus objetivos a quienes los ejecutan.

Algunos de estos rituales fueron realizados por los hondureños en las últimas horas de 2013 y otros en las primeras de 2014; la mayoría con el denominador común de iniciar con una limpieza del hogar y del cuerpo que permita ahuyentar las malas vibras.

Algunos consideran que se deben votar tres cosas de la casa, para abrirse igual número de nuevas oportunidades, en el nuevo período que comienza.

Los internautas de Proceso Digital, no dejaron a un lado sus tradiciones de Fin de Año y en esta ocasión las compartieron por las redes sociales.

Algunas tradiciones que se acostumbren en Honduras en fin de año:

Uvas: Comer 12 uvas a la media noche, son un ritual más que instaurado en el Fin de Año en este país centroamericano y consiste en comer una docena de esta fruta para conmemorar la llegada del Año Nuevo, de tal manera que se consuma una uva por mes y vayas pidiendo un deseo por cada una de ellas.

¿Rojo o amarillo? : Para la tradición de algunos hondureños, el color rojo trae prosperidad, por lo que muchos eligen este color en su ropa o en algún complemento para recibir el nuevo año atrayendo la suerte para los siguientes 365 días.

Además es muy sonado el uso de la lencería o ropa interior, lo cual consiste en usar prendas de color completo para conseguir algo preciado en el año que comienza.

Para el caso, dicen que vestir ropa interior roja para recibir el año nuevo, significa un año muy lleno de amor, pero si se desea éxito, dinero y mucha suerte, se tendrá que usar lancería amarilla.

Velas: Para recibir el 2014, algunos hondureños decoran sus casas con velas de colores durante esa noche y con cada color buscan invocar una fortuna distinta, para el caso el azul trae tranquilidad y éxitos profesionales; las amarillas atraerán la abundancia y consolidan las relaciones; el rojo, la pasión; las verdes están destinadas a la salud e integración familiar.

En algunas ocasiones, optan por colocar las velas en un arreglo sobre la mesa de centro para que cada una de ellas este conectando los elementales, el ciclo constructivo de la naturaleza.

Maletas: Otras de las supersticiones hondureñas es abrir la puerta al concluir la medianoche y salir con maletas por la puerta, con lo cual se cree que durante el año se realicen muchos viajes.

Agua: En algunas zonas del país, los hondureños acostumbran a lanzar agua en un vaso por la espalda, hacia la calle, para dejar atrás las lágrimas, pesares y lo negativo que vivieron en el año que están terminando.

La escoba: El ritual de la escoba, consiste en barrer la casa con fuerza hacia la calle, con el fin de eliminar toda esa energía negativa que le rodea, la mala vibra y evitar todo lo malo que se te pudiera acercar, sin olvidar deshacerse de objetos sin uso, vaciar cajones y tirar cosas inservibles.

Lo + Nuevo

22,643FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte