Honduras se acerca a los 34,000 contagios sin saber cuándo alcanzará el pico

Tegucigalpa – Honduras se acerca a los 34,000 casos y 900 muertos por la COVID-19 con dudas sobre cuándo alcanzará el pico de la pandemia, mientras su sistema de salud está próximo al colapso por la creciente demanda de camas en los hospitales, luego de más de cuatro meses de una cuarentena obligatoria.

El científico hondureño Marco Tulio Medina dijo a Efe que no se sabe cuándo el país llegará al pico de la pandemia e instó a las autoridades y la sociedad a trabajar de manera conjunta para controlar la enfermedad.

Dijo que en los próximos seis o doce meses Honduras se enfrentará, de forma intermitente, a «cierres y retrocesos» mientras no exista una vacuna contra la COVID-19.

«En nuestro país tenemos una situación de enorme reto, porque el sistema de salud es muy endeble, el tema educativo, la situación socioeconómica y cultural hace más complejo poder predecir con exactitud un control apropiado de esta pandemia», enfatizó.

Con una población de 9.3 millones de habitantes, Honduras registra 33,835 contagios y 900 muertos a causa del coronavirus, pero según Medina esas cifras no reflejan la realidad de la enfermedad en el país.

«Esas cifras a nuestro juicio no son las que están ocurriendo en la comunidad, habría que multiplicar esa cantidad al menos por cinco, es decir, estamos hablando arriba de 120,000 personas más afectadas» por la enfermedad, señaló.

Esto se debe, según el científico, a la «limitada capacidad» de los centros de Virología para realizar test PCR para diagnosticar la COVID-19 a más de cuatro meses de reportarse los primeros dos casos en el país, en dos mujeres que ingresaron en marzo procedentes de España y Suiza.

Afirmó que el confinamiento impuesto por el Gobierno a mediados de marzo fue «efectivo» en los primeros meses porque la población acató las medidas preventivas como quedarse en casa y evitar las aglomeraciones.

Pero en junio el número de casos comenzó a aumentar en las principales ciudades hondureñas debido a la «estructura socioeconómica» del país, añadió.

Medina destacó que más del 60 % de los hogares hondureños viven bajo la línea de pobreza, de ellos más del 30 % están en pobreza extrema, por lo que estás personas tuvieron que salir de sus casas para «poder obtener el sustento diario», lo que causó que la pandemia comenzará a dispararse.

Dijo que la masa de trabajadores informales, sin seguro social ni derechos, como los vendedores ambulantes, salieron a las calles y mercados populares a ganarse la vida, mientras que el gobierno y los empresarios ultimaban detalles para reactivar la economía formal.

La reapertura económica, la negación de la misma existencia del coronavirus y la falta de educación han contribuido a que la enfermedad causada por el virus SARS-CoV-2 tenga una tendencia «ascendente» en Honduras, lo que llevó a las autoridades a suspender el 21 de junio la reactivación económica, iniciada el 8 de ese mes, añadió.

Colapso de hospitales

El científico aseguró que la irrupción de la pandemia ha conllevado al «colapso del sistema de salud» de Honduras, cuyo gobierno ha tenido que abrir hasta ahora seis centros para enfermos de la COVID-19.

Esos centros de triaje han permitido atender a casos sospechosos y leves de COVID-19 en Honduras, el tercer país de Centroamérica más afectado por la enfermedad, y evitar así una mayor saturación hospitalaria.

El Gobierno hondureño habilitó hoy el sexto espacio en Tegucigalpa para atender enfermos de este patógeno, en una ceremonia virtual presidida por el presidente del país, Juan Orlando Hernández.

«El apoyo de las iglesias ha sido fundamental, han apoyado desde el día número uno» de la pandemia, enfatizó Hernández, quien destacó el «liderazgo» de las iglesias Católica y Evangélica.

Ambas iglesias han «trabajado hombro a hombro» con la Operación Honduras Solidaria, impulsada por el Gobierno para entregar alimentos a las familias más vulnerables, subrayó.

«Hoy es tiempo de hacer patria y quiero hacer un llamado a la unidad y la conciencia», señaló el gobernante hondureño.

Este nuevo espacio tiene doce clínicas, un laboratorio y áreas de estabilización de pacientes, así como personal sanitario.

Presunta corrupción

Honduras compró siete hospitales móviles a una empresa de Turquía, dos de ellos llegaron el 10 de julio al país, pero hasta ahora no han podido ser sacados de Puerto Cortés, en el Caribe, por inconsistencias en algunos de los documentos de compras.

Elementos de la Agencia Técnica de Investigación Criminal inspeccionan este día el terreno donde será instalado uno de los hospitales móviles, en San Pedro Sula, ciudad en el norte del país, mientras autoridades continúan examinando los contenedores que trasladaron los dos nosocomios.

Los hospitales fueron comprados por Inversión Estratégica de Honduras (INVEST-H), cuyo exdirector Marco Bográn es investigado por presunta corrupción en la adquisición de los nosocomios, por unos 48 millones de dólares, debido a que según denuncias de la sociedad civil fueron sobrevalorados.

El Consejo Nacional Anticorrupción denunció este lunes en un informe que el costo real de los siete hospitales es de «14 millones de dólares».

El científico hondureño cuestionó la falta de transparencia en la compra de los hospitales móviles.

Desbalance económico

Medina señaló que Honduras registra un «desbalance económico», lo que ha puesto al país en una «situación de bastante riesgo», lo que ha «limitado» la capacidad del Gobierno para pagar los salarios a sus empleados, debido al confinamiento y el parón de la actividad económica.

Algunas instituciones gubernamentales han retrasado el pago de salario a sus empleados debido a que los ingresos del Gobierno cayeron un 21.9 % hasta mayo de este año, lo que supone 388.2 millones de dólares menos con relación al Presupuesto (1,098 millones de dólares), según cifras de la Secretaría de Finanzas.

Juan Sánchez, un maestro del sistema público, indicó a Efe que no ha recibido el salario mensual durante los últimos dos meses.

«Entiendo que el Gobierno ha visto reducidos sus ingresos, pero nosotros, los maestros, también necesitamos nuestro salario para cubrir nuestras necesidades», subrayó Sánchez, quien trabaja en una escuela en Tegucigalpa.

Debido a la caída de los ingresos, Honduras tendrá que endeudarse para financiar en parte el gasto público, han alertado economistas.

Síganos

21,741FansMe gusta
33,592SeguidoresSeguir
61,453suscriptoresSuscribirte

Principales

Lo más reciente

Honduras supera los 95 mil contagios y muertes ya son 2 mil 652 por COVID-19

El Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), cifró este miércoles en 95,199 contagios de COVID-19 y 2,652 fallecidos en Honduras.

Fallece la madre del extinto periodista Pablo Gerardo Matamoros

La madre del extinto periodista del canal Hable Como Habla (HCH), Pablo Gerardo Matamoros, Teresa de Jesús Trejo falleció este miércoles a los 81 años de edad en la capital Tegucigalpa.

Sala Constitucional admite amparo contra actuación del MP por investigaciones al edil Asfura

“La suspensión del acto reclamado, es decir, va únicamente en vías de las investigaciones que el Ministerio Público estaba realizando con estas diligencias previa ante el juez competente, no tiene relación con el antejuicio que fuera presentado esta semana”, explicó Silva.

La recuperación de Honduras será lenta y gradual, alerta universidad estatal

La pandemia del coronavirus ha profundizado el deterioro de la calidad de vida de la población de Honduras, que se contraerá un 8 % del PIB este año y cuya recuperación será lenta y gradual, alerta un informe divulgado este miércoles por la Universidad Nacional Autónoma del país (UNAH).

Libre circulación desde el miércoles de la Semana Morazánica

En un comunicado emitido por Sinager, se aprobó la libre movilización de personas desde el miércoles de la otra semana hasta el domingo 8 de noviembre, con un horario de circulación de 6:00 am a 10:00 pm.