spot_imgspot_img

Cautela, la clave tras 25 meses de pandemia en Honduras

Por:

Tegucigalpa – Honduras cumplió este lunes 25 meses de pandemia desde que se confirmaron los dos primeros casos el 11 de marzo de 2020, y lo hace con un constante llamado a la cautela durante la Semana Santa, la cual puede convertirse en un detonante de un nuevo repunte, según han advertido médicos en primera línea de lucha contra el virus.

– Casi 11 mil personas han perdido la vida a causa de la COVID-19 en estos 25 meses de pandemia, según registros oficiales.

– Si la población relaja las medidas de bioseguridad durante la Semana Santa, apenas 20 días después existirá una nueva ola de la pandemia en Honduras, advierten expertos.

El país centroamericano inició a ganar la batalla contra la pandemia apenas 25 meses después desde que el gobierno decretara una emergencia sanitaria a causa de la rápida propagación del virus.

Hoy, Honduras mantiene la tasa más baja de hospitalización de casos COVID-19, desde hace dos años, con apenas el 6 % del sistema público ocupado por casos de coronavirus.

Le acompaña a esta baja de hospitalizaciones una reducción en el reporte de nuevos casos y de decesos a causa de la COVID-19. En otras palabras, el país afronta el punto más alto de control de la enfermedad en dos años.

Llamado a la cautela

El presidente de la Asociación de Médicos del Instituto Hondureños de Seguridad Social (IHSS), capítulo norte,  y diputado, Carlos Umaña, reiteró el llamado a la cautela durante la Semana Santa y advirtió que si la población relaja las normas de bioseguridad una nueva ola será inminente.

Para que Honduras salga bien librada de Semana Santa y no se impulse una nueva ola de la pandemia a causa de la COVID-19 se debe practicar la burbuja social, aseguró el galeno.

La fórmula es la práctica de la burbuja social, que no es otra cosa que procurar los espacios abiertos y al mismo tiempo alejados de las personas, explicó.

Ejemplificó que una persona puede sin problemas visitar la playa, pero debe hacer uso de la mascarilla hasta el momento que se encuentre distanciado de las personas.

Si una persona se distancia de otra, puede retirarse la mascarilla y disfrutar de sus vacaciones, reflexionó.

El punto es no permitir que el virus y sus nuevas cepas se continúen propagando, añadió.

Advertencia

A causa del relajamiento de la población durante la jornada de vacaciones, es posible un nuevo brote del virus 20 días después de Semana Santa, advirtió el epidemiólogo Kenneth Rodríguez.

El experto lamentó que la población descuida las medidas de bioseguridad durante estas fechas porque cree que el país ya no continúa en pandemia.

Reiteró que el relajamiento de la población podría llevar a un nuevo pico de la pandemia apenas 20 días después de la Semana Mayor.

El epidemiólogo exhortó a la población a seguirse protegiendo para que no regrese de vacaciones cargado de llanto, dolor y luto.

Vacunación en playas

Entre tanto, las autoridades hacen lo propio y buscan acercar la vacunación hasta en lugares turísticos para que la población inicie o complete el esquema.

En ese orden, el ministro de Salud, José Manuel Matheu anunció que lunes y martes de Semana Santa se atenderá los centros de vacunación establecidos, pero desde el miércoles se trasladan a las zonas turísticas para seguir hasta el viernes con la inoculación.

“Las brigadas estarán disponibles hasta el Viernes Santo, el personal descansará sábado y domingo porque han trabajado largas jornadas, por eso el llamado es que no hay excusa para no vacunarse”, indicó.

El funcionario pidió a la población que complete su esquema de vacunación y que aunque son días festivos busquen el inoculante y de esa forma se protejan contra la COVID-19.

“Vamos a esperar qué es lo que sucede después de Semana Santa, si todo está en orden vamos a dejar dos triajes: en la colonia Mayangle en Comayagüela y en el Centro Cívico Gubernamental en Tegucigalpa”, declaró.

Prometió reasignar el recurso humano que atendía en triajes para llevarlos a centros de salud y que estos establecimientos atiendan incluso hasta las 7:00 de la noche.

El secretario Matheu reveló que a 48 % asciende la vacunación en los niños, pero la meta es llegar a 1 millón 345 mil menores, por lo que aseguró que “tenemos las vacunas y ahorita nos vienen 340 mil pediátricas donadas por cooperantes”.

Puntualizó que los padres deben considerar la vacunación de los menores, en vista que el lunes 18 de abril se retoman las clases presenciales en todo el territorio nacional.

Educación se une ha llamado

La Secretaría de Educación también se unió al llamado de los médicos de tener cautela durante la Semana Santa y reiteró que el lunes 18 de abril, justo después de culminar el periodo de vacaciones, todos los niveles educativos del sistema público y privado deben retornar a clase presenciales.

En ese sentido, el ministro de Educación, Daniel Sponda, pidió a los padres de familia no ser irresponsables durante la Semana Santa y exhortó a cuidar y preparar a los hijos para el retorno a clases presenciales.

Consideró que esta semana en la que todos tienen asueto debe servir para cuidar a los menores así como para prepararlos para el regreso a clases presenciales.

Insistió que no se debe ser irresponsable durante este lapso de vacaciones y el mismo debe servir como tiempo preparatorio para el retorno a clases en las aulas. (RO)

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
spot_imgspot_img