spot_imgspot_img

Hernández dice que trabajan por llevar gobernabilidad a cárceles; traslado de reos continuará

Tegucigalpa – El presidente Juan Orlando Hernández ofreció una breve comparecencia luego del incidente en el penal sampedrano donde murieron tres internos y casi 40 resultaron heridos. El gobernante señaló que su administración trabaja incansablemente para recobrar la gobernabilidad de las cárceles hondureñas y agregó que el traslado de peligrosos reclusos continuará pese a la férrea oposición de éstos.

– “Seguiremos en la ruta de la Operación Morazán, estamos en la fase de dominación que incluye la identificación de personajes que ordenan crímenes desde las cárceles para aislarlos en celdas de máxima seguridad”, dijo.

– Los traslados de peligrosos reos continuarán en todo el país, anunció Hernández.

Dijo que su gobierno ha asumido un combate frontal contra la delincuencia, lo que también incluye tomar la gobernabilidad y control de las 24 cárceles del país.

Citó que por más de 20 años estos recintos carcelarios han estado en poder de los reclusos, lo que ha generado que en vez de rehabilitar a los internos más bien funcionan como “escuelas del crimen”.

El gobernante mencionó que el sistema penitenciario actual “no distingue” entre los reclusos que cometieron delitos menores y los de alta peligrosidad. “La acción emprendida por la Policía Militar, la Policía Nacional y los demás operadores de justicia en este tiempo atrás ha sido muy eficiente, tanto así que son centenares y centenares de delincuentes que están siendo judicializados y que en consecuencia están llegando a los centros penales”, indicó.

Lo anterior -según Hernández- ha provocado que los centros penales permanezcan “sobrepoblados” aún más de lo que ya estaban, “por lo que se ha comenzado a trasladar a los privados de libertad a nuevas instalaciones más seguras y aisladas”.

Refirió que se han construido celdas de máxima seguridad en instalaciones militares y centro policial Cobras.

“En ese proceso estamos de identificar a los responsables de dirigir desde centros penales una serie de acciones en contra de la ciudadanía hondureña honrada. Ese proceso es el que está en curso para poder asegurar que estas personas estén protegidas, pero al mismo tiempo proteger a la ciudadanía de ellos”, aseveró el mandatario.

El presidente dijo que el combate a la delincuencia provoca acciones violentas; “cuando aumentamos la presión contra los criminales éstos reaccionan con violencia y dispuestos a lo que sea, sin embargo esas reacciones indican que poco a poco les estamos cerrando el cerco, limitando su actividad delictiva y esta batalla la vamos a ganar por el bien de Honduras”.

Felicitó la acción valiente de los operadores de justicia y mencionó su especial respaldo a las familias de los soldados heridos en el amotinamiento de esta mañana en el penal sampedrano. Son éstos: subteniente Marlon Orellana, Gustavo Valladares, Douglas Ramos, Walter Misael Gómez, Emanuel Garay y Erick Joel Castellanos”.

“Los seguiré apoyando con todo como debe ser, mi solidaridad con ellos y sus compañeros, quiero que sepan que no están solos, gracias por cumplir su deber con la patria”, apuntó.

Mencionó que en los operativos de este día en el centro penal sampedrano se encontraron siete armas e incluso uno de los soldados salió herido con herida de bala; “como se justifica que un privado de libertad tenga armas a su antojo, eso no puede ser, eso ha venido ocurriendo por décadas pero no puede seguir ocurriendo”.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,496FansMe gusta
39,414SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img