spot_imgspot_img

Hamilton, insaciable y superlativo

Madrid – El inglés Lewis Hamilton (Mercedes), que hace dos domingos igualó el récord histórico de siete Mundiales de Fórmula Uno del alemán Michael Schumacher, no reduce su voracidad. Y también saldrá primero este domingo en el Gran Premio de Baréin, el decimoquinto del año, en el circuito Sakhir. Donde elevó a 98 su propia mejor plusmarca de ‘poles’ en la categoría reina.

Hamilton suma y sigue. Es insaciable y superlativo, a los mandos de su dominante Mercedes. Escudería que hace un mes ya dejó cerrada la consecución de su séptimo Mundial seguido. Y que en Baréin, donde el finés Valtteri Bottas saldrá segundo, vuelve a copar la primera fila. En una carrera que el mexicano Sergio Pérez (Racing Point) afrontará desde el quinto puesto, por detrás de los dos Red Bull; y el español Carlos Sainz (McLaren), desde el decimoquinto.

Con los ‘premios gordos’ decididos, Hamilton optó por divertirse y, liberado de presión, ‘voló’ en la pista del desierto, cuyos 5.412 metros cubrió en un minuto, 27 segundos y 264 milésimas, 289 menos que Bottas; que aspira a rubricar otro subcampeonato, a falta de tres carreras, con 27 puntos de ventaja sobre el holandés Max Verstappen (Red Bull). Tercero en la cronometrada principal, en la que su compañero tailandés Alex Albon lavó un poco su imagen después de la monumental pifia del viernes. Con la que aflojó aún más la cuerda floja sobre la que circula en la escudería austriaca, tras destrozar su monoplaza en la jornada de entrenamientos.

Después de que el espectacular y excéntrico campeón de Stevenage encabezase, secundado por Bottas, los dos ensayos del viernes, ‘Mad Max’ -que a los 23 años perdió la oportunidad de convertirse en el campeón mundial más joven de la historia- relegó al segundo y al tercer puesto a ambos Mercedes en el tercer y último ensayo libre. Horas antes de una calificación en la que todo volvió a su sitio; y en la que, tras encabezar las tres rondas, Hamilton igualó las tres ‘poles’ que sólo había logrado hasta ahora en Sakhir el alemán Sebastian Vettel.

‘Seb’, undécimo este sábado con un Ferrari con el que tampoco logró entrar en la Q3 su compañero monegasco Charles Leclerc; y único que ha subido cuatro veces a lo alto del podio en este circuito, puede ver cómo se le acaba esta exclusividad en las próximas horas. El astro inglés ha decidido aprovechar las últimas carreras para engrosar aún más su muy sobresaliente hoja de servicios. En el desierto bareiní puede elevar a 95 su propio récord de triunfos en la división de oro del automovilismo. Y si también firma las dos últimas ‘poles’ del curso llegará a 100 este mismo año.

La Q1 sirvió para que, en la zona baja, el británico George Russell elevase a 15-0 el balance de resultados en calificación con el que está ‘masacrando’ a su compañero canadiense Nicholas Latifi en Williams. Russell saldrá decimocuarto tras pasar a la Q2; ronda que no alcanzaron ni su colega, ni los Haas del francés Romain Grosjean y el danés Kevin Magnussen: dos pilotos que no seguirán el año que viene en la Fórmula Uno.

Nada más arrancar el segundo acto, Sainz bloqueó las ruedas traseras, efectuó un trompo antes de entrar en la primera de las quince curvas y quedó fuera de combate. Forzando, además, una bandera roja que paralizó durante unos minutos la Q2, que se reanudó a falta de nueve.

El talentoso madrileño, que después de brillar en la resbaladiza y caótica Turquía -donde acabó quinto, tras remontar diez puestos- es séptimo en el certamen (con 75 puntos), arrancará decimoquinto en Sakhir. Desde la octava fila y al lado del italiano Antonio Giovinazzi (Alfa Romeo).

En la segunda ronda también quedaron eliminados los dos Ferrari, que completarán la sexta fila, con Leclerc duodécimo y Vettel un puesto por delante del prometedor piloto de la Costa Azul.

‘Seb’ -decimotercero ahora en la general, con 33 unidades- maquilló un año para el olvido con su tercer puesto de hace dos semanas en el Istanbul Park. Donde el mexicano Sergio Pérez firmo su noveno podio desde que pilota en F1, al acabar segundo.

‘Checo’, que ya es cuarto en el Mundial -con 100 puntos-, no tiene el palmarés del cuádruple campeón del mundo alemán (2010-13, con Red Bull), que el próximo curso lo sustituirá en un equipo que pasará a denominarse Aston Martin. Pero la temporada del bravo piloto tapatío, que el lunes anunciará su futuro -sin descartar un año sabático, que resultaría, como poco, de difícil comprensión-. está siendo infinitamente mejor que la del piloto de Heppenheim.

El mexicano -que se perdió las dos carreras de Silverstone (Inglaterra) al dar positivo por covid-19- es el único, junto a Hamilton, que ha puntuado en todas las carreras que ha disputado en 2020. Y este domingo optará a otro podio desde la quinta plaza.

‘Checo’ largará desde la tercera fila, al lado de Daniel Ricciardo, sexto en la ‘crono’. El australiano tomará el McLaren que el año próximo deja libre Sainz -que a su vez reemplazará a Vettel en Ferrari- y le ‘cederá’ su Renault al español Fernando Alonso.

El doble campeón mundial asturiano, que retorna a la F1 con el equipo con el que festejó sus dos títulos (2005 y 2006), viajará en las próximas jornadas a Baréin, donde se correrá de nuevo la semana que viene (en el Gran Premio de Sakhir). Siete días antes del cierre del certamen, en Abu Dabi. Donde Alonso, según pudo saber Efe, está cada vez más cerca de recibir el visto bueno para participar en los test de post-temporada.

Por detrás de ‘Checo’ y Ricciardo arrancan los galos Esteban Ocon -colega del anterior, que le colocó un 14-1 en calificación- y Pierre Gasly (Alpha Tauri). Noveno, desde la quinta fila, lo hará el inglés Lando Norris, compañero de Sainz en McLaren; equipo al que se le ha complicado provisionalmente la lucha por el tercer puesto en el Mundial de constructores. 

JS

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,564FansMe gusta
39,902SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img