spot_imgspot_img

Guatemala contabiliza 1,995 fallecidos y 51,306 casos de COVID-19 en 142 días

Guatemala – Guatemala alcanzó este domingo los 1,995 pacientes fallecidos de coronavirus y los 51,306 casos positivos acumulados desde que el pasado 13 de marzo, hace 142 días, el Gobierno que preside el médico y cirujano Alejandro Giammattei diera a conocer el primer contagio de un guatemalteco.

Según la actualización de datos de las últimas 24 horas, el país centroamericano aumentó 328 casos positivos a la cuenta y se registraron 36 personas fallecidas más, con 981 pruebas realizadas, de acuerdo a los datos difundidos por el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social en su tablero de casos oficial.

Actualmente, se han recuperado 38.416 pacientes y 10.895 casos continúan activos, siendo los recuperados los «casos confirmados vivos que para quienes han transcurrido 21 días desde la toma de muestra», según el Ministerio de Salud.

Guatemala se enfila hacia el pico más alto, según han dicho algunos de los actores clave en la lucha contra la pandemia, como el director de la Comisión Presidencial de Atención a la Emergencia COVID-19 (Coprecovid), Edwin Asturias, quien hace unas semanas que los meses de agosto, septiembre y octubre serán los de mayor impacto del virus y sus consecuencias.

Según una estimación de la Universidad de Washington, validada y difundida por Asturias el 16 de julio pasado, la cantidad de fallecidos a causa de la COVID-19 en el país podría rondar los 9.657 en el mes de octubre.

Unas semanas antes de esa estimación, sin embargo, había sugerido que en octubre Guatemala podría contabilizar unos 15.000 decesos en caso de que el Gobierno no hubiera reforzado las restricciones en los meses de junio, mayo y abril.

El buen uso del cubrebocas, la circulación dependiendo del número de placa en día par o impar, los cierres de fines de semana y otras limitaciones impuestas por el Ejecutivo salvaron las miles de vida, según dijo entonces Asturias.

El país centroamericano cumplió este domingo su primera semana de haber liberado parte de estas restricciones y vivió, entre otras cosas, su primer fin de semana con libertad de circulación de vehículos entre los 22 departamentos y un toque de queda (que data del 22 de marzo), ahora recudido a siete de las 12 horas originales.

El presidente Giammattei ordenó la reapertura el lunes pasado de los restaurantes, iglesias, centros comerciales y transporte público tras poner en marcha un nuevo sistema de alertas de la COVID-19 que regula las actividades económicas y de convivencia en el país según el número de contagios por municipio.

El fin del confinamiento se rige por el nuevo tablero de alertas, que cambia cada 15 días, y que se modifica dependiendo de la cantidad de contagios de la COVID-19 en cada uno de los 340 municipios del país.

Las nuevas medidas que entraron en vigor a partir del lunes señalan que 158 municipios se encuentran en rojo (alerta máxima), 109 en naranja (alerta alta) 73 en amarilla (alerta moderada) y ninguno en verde.

A pesar de las restricciones, julio significó para Guatemala el 59,6 por ciento del total de casos registrados en el acumulado y el 48 por ciento de las muertes a causa de la infección del virus SARS-CoV-2, según los datos recabados por Efe del tablero del Ministerio de Salud.

La COVID-19 guarda una letalidad del 3,9 por ciento entre los pacientes contagiados, una incidencia acumulada del 304,3 de casos por cada 100.000 habitantes y una tasa de mortalidad del 11,8 por la misma cantidad de personas.

En el país centroamericano viven unas 16,3 millones de personas según el último censo de población y vivienda (2018), de las cuales más del 60 por ciento viven en condición de pobreza.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,172FansMe gusta
38,167SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img