Guardias penitenciarios y militares son responsables de la fuga en El Progreso, Yoro, según el Codeh

Tegucigalpa – El presidente del Comité para la Defensa de los Derechos Humanos en Honduras (Codeh), Hugo Maldonado, señaló este viernes que la fuga de nueve peligrosos reclusos del Gimnasio Municipal del Instituto Loyola en El Progreso, Yoro, norte del país.

Como se sabe, al menos nueve presidiarios se fugaron la noche del jueves en el Instituto Loyola, donde permanecen recluidos luego de reportarse el pasado 4 de noviembre la inundación total del centro penal de El Progreso, Yoro.

Maldonado manifestó que ha sido muy oportuna del Instituto Nacional Penitenciario (INP), al haber trasladado a los privados de libertad a ese gimnasio em vista de las circunstancias apremiantes en ese momento porque el central penal de El Progreso está inundado y lo hicieron para salvaguardar la vida de los reclusos.

No obstante, ese gimnasio no es una celda, no es apto para tener ese tipo de personas, pero había que hacer algo para salvaguardar la vida de los privados de libertad y por eso el INP trasladó a una parte de la población penitenciario a la cárcel de máxima seguridad localizada en Ilama, Santa Bárbara conocida como El Pozo y otra parte a la Penitenciaría Nacional de Támara, Francisco Morazán.

Refirió que el informe establece la responsabilidad en la seguridad de los agentes de las Fuerzas Armadas y de los custodios penitenciarios que estaban cuidando a los reclusos.

Maldonado detalló que los reos fugados pertenecen a la organización conocida como “Los Paisas” y estaban recluidos por delitos como homicidio, asesinato, robo agravado, uno estaba en depósito por el juzgado de San Pedro Sula, otro por violación especial y solo uno por extorsión.

Indicó que la evasión es una situación fortuita que pasan y que puede pasar en cualquier centro penal, y un gimnasio realmente no llena las condiciones de seguridad para tener a un grupo de personas de esa naturaleza y por eso se fugaron, aunque no se sabe si hay complicidad de los militares y los agentes penitenciarios y eso es algo que debe investigar el Ministerio Público.

Maldonado cree que no volverá a ocurrir otra fuga porque el INP tomará las medidas del caso, pero considera que esos reclusos debieron haber sido mandados a otros centros penitenciarios, aunque el hacinamiento en esos establecimientos no da para recibir a más privados de libertad.

(om)

Lo + Nuevo

22,256FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte