spot_imgspot_img

Guanaja destruida por las llamas

Tegucigalpa – “Lo que hemos vivido es un infierno, estábamos dormidos cuando todo comenzó, solo mirábamos rojo a todo nuestro alrededor, las personas que se quemaron fue porque intentaban apagar el fuego, pero les fue imposible”, relató Bonnie Dixon, la madre de Darsy Turcios, una de las personas que fue traslada de emergencia en estado de salud grave al Hospital-Escuela para recibir asistencia médica en Tegucigalpa.

–     El pavoroso incendio deja destrucción, dolor y tristeza en  la pintoresca isla de Guanaja.

     Más de un centenar de viviendas de estructura de madera fueron destruidas.  

A eso de las 3:30 de la madrugada de este sábado un fatal incendio ocurrió en la pintoresca y turística Guanaja, en el departamento de Islas de la Bahía, el lamentable suceso ha dejado la isla casi destruida y con cuantiosas pérdidas materiales, todo esto ocurre a escasos días del Feriado Morazánica, cuyo lugar era el destino para miles de turistas nacionales e internacionales. 

Desgarradoras imágenes circularon por todos los medios de comunicación y las plataformas digitales, en ellas se logró apreciar como las gigantescas llamas consumían casi medio municipio, todo a causa de un incendió que inició a las 3:30 AM y que se logró controlar siete horas después (11:30).  

Se conoció que el fuego tuvo su origen luego de que una pobladora dejara una vela encendida, ya que en la isla en ese momento no tenía energía eléctrica. Guanaja tiene una extensión territorial aproximada de 50 kilómetro cuadrados, más cuatro aldeas y 46 caseríos.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE)  su población es de 5 mil 739 personas, de ese total 2 mil 856 son varones y 2 mil 883 mujeres, su área urbana está conformada por mil 805 ciudadanos y 3 mil 934 viven en las comunidades rurales.

La Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) informó que unas 125  viviendas resultaron destruidas; más de 2 mil 600 personas afectadas, unas 700 damnificadas  y decenas de comercios perjudicados, además tres de ellas, tuvieron que ser movilizadas vía aérea en estado de salud grave a la capital para ser atendidos en el Hospital Escuela.

Las personas fueron identificadas como Isidro Bustillo Dixon de 59 años de edad con quemaduras en sus miembros inferiores y superiores; Gustavo  Adolfo Savala (19) y Darsy Albert Turcios (26), ambos con afectaciones por descarga eléctrica.

Los tres pacientes se encuentran en una condición de salud estable y  recibiendo atención médica por parte de especialistas en cirugías, ellos serán trasladados hacia la Sala de Quemados, informó el personal del centro asistencial. Otra de las personas afectadas fue atendida en la ciudad de La Ceiba.

En las calles no se observa más que destrucción y desolación, causado por el demoledor e incontrolable incendio que consumió casi un tercio del municipio; rostros desencajados y lágrimas se ven en las personas quienes lo han perdido todo, en la zona de la tragedia no hay nada que rescatar.

Ciudadanos claman ayuda

Osiris Pineda, relató que le dijeron que tenía que salirse de su casa a eso de las 3:30 de la mañana “fue como una película, la mayoría de las personas salieron por el lado del mar porque no había otra forma para salir de las casas “lo perdimos todo, pero estamos vivas”, dijo y asegura que nunca antes habían vivido una experiencia así.

“Tuvieron que tirarse por las ventanas, nosotros vivíamos seis adultos y cuatro niños, todos están bien con leves golpes que se dieron en el momento que tuvieron que salir, tenía miedo de quedarme atrapada pero gracias a Dios una lancha nos rescató, no pudimos salir por la calle porque a dos casas estaba donde inició el incendio”, relató.

Otro de los ciudadanos afectados, -Mario- dijo que el incendio “fue rápido, devastador y terrible, pero la gente estaba atenta para obedecer y atender instrucciones; en la primera planta de su casa funcionaba su negocio y arriba vivía con su familia “lo perdimos todo, no pudieron rescatar absolutamente nada, estamos en una situación complicada”.

En ese contexto cree que ha llegado el fin de su negocio, el cual ha venido trabajando por más de 11 años con su esposa, y que la única forma en que se pueden levantar es que haya cooperación de parte del gobierno como de la empresa privada con la facilitación de créditos.

Despliegue de solidaridad

Tras los escombros en que se convirtió la hermosa isla, que en 1998 también fue golpeada por el demoledor Huracán Mitch, medios de comunicación, organismos de sociedad civil comenzaron a realizar jornadas de solidaridad para recolectar ayudas.

Varias instituciones bancarias han habilitado cuentas para que la población que desee cooperar con aportaciones económicas lo hagan, ya sea por un depósito directo o a través de transacciones electrónicas, incluso las primeras ayudas de víveres ya llegaron a la isla.

Además se trabaja en la habilitación de cinco centros para albergar a más de 600 personas, los mismos estarán ubicados en escuelas e iglesias, ya en esas acciones trabaja el personal de Copeco, Cuerpo de Bomberos y socorristas de la Cruz Roja Hondureña.

Por su parte personal de la Fuerza Aérea Hondureña y demás cuerpos de seguridad trabajan ahora en el traslado de alimentos proporcionados por el gobierno, empresa privada, organizaciones no gubernamentales y la sociedad civil.

Entre los víveres más urgentes, según recomendaciones de la Cruz Roja Hondureña son: verduras, frutas, leche, aceite, agua, yuca, colchonetas, bananos, jugos, sal, frijoles, arroz, azúcar, café, pastas, sardinas, pañales para infantes, toallas sanitarias, medicamentos e insumos de bioseguridad.

Unas nueve brigadas han sido enviadas por la Secretaría de Salud, para brindar asistencia primaria y psicológica a la población, así lo confirmó la secretaria de la institución sanitaria Alba Consuelo Flores. Las mismas proporcionarán medicamentos a quienes lo requieran.

Al menos 40% de municipio devastado

Spurgeon Miller, alcalde de Guanaja, llamó a la población a colaborar con las personas que quedaron en la calle, cualquier ayuda que quieran hacer será bienvenida para nosotros, son al menos 800 personas, pero bajo el entendido que podrían ser mucho más los afectados.

Dijo que ya están aprobados los recursos para poder construir la estación de Cuerpo de Bomberos en el Cayo, porque ya se había visualizado la necesidad de contar en la isla con un organismo como ese, “estábamos en ese proceso, pero hemos sido sorprendidos”, lamentó.

Concluyó en que ahora es un nuevo amanecer y aunque es lamentable lo que ha pasado, ahora lo que queda es trabajar por la reconstrucción del municipio, que para ello se necesita cooperación nacional como internacional para poder asistir a las personas afectadas.

Sin estación de Cuerpo de Bomberos

En la isla no hay una estación del Cuerpo de Bomberos de Honduras, siempre que hay un suceso de esta naturaleza, son algunos ciudadanos con conocimientos básicos los que atienden este tipo de emergencias, pero nada se pudo hacer para contener las llamas del incendio, porque además no cuentan con el equipo adecuado.

“Se necesitaba un equipo especial, ojalá que esto pueda servir para que haya precedente, de manera que haya personal permanente y especializado en la comunidad, para que en un futuro se tenga respuesta a este tipo de incidentes”, dijo el exvicealcalde de Guanaja Brent Miralda, porque asegura es una desventaja estar en estas condiciones. JP

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,564FansMe gusta
39,852SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img