spot_imgspot_img

Gobiernos y activistas buscan generación «libre del sida» y fin del estigma

Washington – Gobiernos y activistas abogaron hoy en Washington por seguir trabajando hasta lograr el hito de una generación «libre del sida» y el fin del estigma que continúa ligado a muchos de los infectados con el VIH, en la segunda jornada de la XIX Conferencia Internacional sobre la enfermedad.
 

La secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, fue hoy la oradora principal de la conferencia, que se celebra en este país por primera vez desde 1990 y que ha congregado a más de 20.000 personas.

«Hay quienes ponen en duda que Estados Unidos mantenga su compromiso en la brega por prevenir y tratar la infección con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), y dar tratamiento a quienes desarrollen el síndrome de inmunodeficiencia humana», afirmó Clinton.

Numerosos grupos que, dentro y fuera de Estados Unidos, trabajan para el desarrollo de tratamientos, investigación científica y asistencia a personas portadoras del VIH o con sida han criticado recientes decisiones del presidente Barack Obama que han supuesto menos recursos y fondos para la lucha contra la enfermedad.

«Seguimos comprometidos, no hemos abandonado y no vamos a abandonar esta lucha hasta que alcancemos el hito de una generación libre del sida», subrayó Clinton.

Hoy mismo el Gobierno de Obama anunció una donación de 150 millones de dólares para frenar la propagación del VIH en los países más pobres.

En la apertura de la jornada, en un mensaje audiovisual grabado, el presidente de Francia, Francois Hollande, sostuvo que su Gobierno quiere «crear nuevas financiaciones suplementarias» para los programas globales de lucha contra el VIH/sida.

«Éste es el sentido del impuesto sobre las transacciones financieras que mi país ha decidido incorporar desde el primero de agosto», añadió Hollande, quien recordó que en la reciente Cumbre del Grupo de los 20 (G20) él propuso extender esa tasa a escala europea y mundial.

Según Hollande, «en un contexto económico y financiero difícil el compromiso de los Estados y los donantes es indispensable».

La conferencia, que concluirá el próximo viernes, estará repleta de caras conocidas, famosos y actores de Hollywood que quieren unirse a la causa para terminar con una enfermedad que hace décadas afectó especialmente a las celebridades.

El cantante y compositor británico Elton John, en una intervención muy aplaudida, pidió hoy reemplazar el «estigma» y la «vergüenza» por la «compasión» en el combate contra la enfermedad.

John repasó su propia historia de lucha contra la adicción a las drogas y contó que fue precisamente la «compasión» de amigos e incluso de extraños la que lo salvó cuando había tocado fondo.

«Hemos visto odio en Uganda, estigma en Ucrania e indiferencia en América» con respecto al sida, subrayó el artista, para quien «ha costado tres décadas reaccionar contra la epidemia».

Ya el viernes pasado, la actriz Sharon Stone participó en un acto de beneficencia en el clásico barrio de Georgetown y el sábado se unió a Bill y Belinda Gates, la cantante Alicia Keys y el actor Sean Penn, entre otros, en una cena de recaudación de fondos para la investigación contra el virus celebrada en el Kennedy Center.

Desde la identificación del sida a comienzos de la década de 1980, más de 30 millones de personas han muerto por enfermedades vinculadas con ese síndrome en todo el mundo y la Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que hay por lo menos 35 millones de personas portadoras del virus.

En Estados Unidos, durante las últimas dos décadas han bajado las tasas de nuevos casos de infección con el VIH y también de sida, excepto en los hombres negros homosexuales y los jóvenes latinos.

«Hay que buscar estrategias distintas para trabajar con distintas poblaciones, especialmente los latinos», explicó a Efe Jorge Benítez, coordinador del proyecto de prevención del VIH e investigación de tratamientos de la Universidad de Columbia de Nueva York.

Según Benítez, muchos latinos no quieren formar parte de estudios para encontrar una vacuna que sirva para prevenir el VIH «porque temen que les va a hacer daño».

Además, entre los latinos también persiste el «estigma» sobre la enfermedad y «hay gente que no quiere hacerse la prueba por miedo a obtener un resultado positivo», a lo que se une el problema de no saber dónde hacerse los test y de no tener acceso a tratamientos.


spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,060FansMe gusta
37,659SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img