spot_imgspot_img

Gobierno salvadoreño atribuye triunfo electoral de derecha a pacto con maras

San Salvador – El portavoz del Gobierno salvadoreño, Roberto Lorenzana, atribuyó hoy el triunfo de la derecha en los comicios del 4 de marzo pasado a un pacto con las pandillas a cambio de frenar una ofensiva carcelaria contra estas estructuras.

El funcionario aseguró durante una entrevista con el canal estatal que «los familiares de las pandillas, que no son menos de 150.000», y los pandilleros votaron «conjuntamente» a favor de la Alianza Republicana Nacionalista (Arena), que sacó unos 300.000 votos más que el oficialismo.

«Arena tuvo una estrategia política exitosa», pero «fue una estrategia antipatriótica, porque afecta globalmente a la ciudadanía, pero se benefició electoralmente», apuntó Lorenzana.

Añadió que además de bloquear la prorroga de las medidas «extraordinarias» de seguridad en las prisiones con pandilleros hasta abril de 2019, «Arena está rechazando la aprobación» de un préstamo de 100 millones de dólares para fortalecer a la Policía.

Esta no es la primera vez que dicho partido es señalado de pactar con las pandillas, dado que en 2016 se hizo público un video en el que el diputado y alcalde electo de San Salvador, Ernesto Muyshondt, estaba reunido con pandilleros previo a una segunda vuelta para la Presidencia en 2014.

Pero también se dio a conocer un video en el que el actual ministro de Gobernación, Arístides Valencia, se encontraba con pandilleros, supuestamente para buscar apoyos para el oficialista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN). Ninguno de los funcionarios negó la veracidad de las filmaciones.

Un líder del Barrio 18 declaró, en un juicio en octubre de 2017 contra 18 personas que supuestamente dieron beneficios a las pandillas durante una tregua entre 2012 y 2014, que estos partidos pagaron 350.000 dólares a cambio de votos en los comicios presidenciales.

De los cinco candidatos que se presentaron a las elecciones presidenciales del 2 de febrero de 2014, ninguno alcanzó los votos necesarios para ganar la Presidencia, por lo que Salvador Sánchez Cerén, del FMLN, y Norman Quijano, de Arena, se fueron a segunda vuelta en marzo del año, en el se impuso el primero.

Las autoridades de Seguridad advirtieron desde mediados de 2017 que las pandillas buscaban repetir este patrón al pactar votos a cambio de beneficios con los candidatos y partidos en las elecciones de alcaldes y diputados del 4 de marzo y en las presidenciales de 2019.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,060FansMe gusta
37,583SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img