Caracas – La emisora Globovisión aseguró hoy que militares del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) han tomado los hangares, con un número no detallado de aviones, propiedad de su presidente, Guillermo Zuloaga, prófugo de la justicia.
 

«Una comisión del Sebin se presentó en los hangares del aeropuerto de Caracas sin orden de tribunal para asegurar los bienes» de Zuloaga, expresó la emisora en su página web con base en informaciones recibidas por Perla Jaimes, abogada del empresario.


«Nos acaban de notificar los empleados de los hangares del doctor Guillermo Zuloaga, en el aeropuerto de Caracas, que se presentó una comisión del Sebin diciendo que tenía orden de incautar esos hangares, orden de un tribunal, supuestamente, y que los mismos correspondían a parte de la investigación que se estaba llevando en contra de Guillermo Zuloaga», declaró la abogada, según esa página.

«No entendemos cómo una comisión del Sebin, diciendo que tiene una orden de tribunal, o que está esperando una orden para asegurar los hangares o los aviones del doctor Zuloaga», pretenda tal medida cuando «no hay ninguna posibilidad que se esté tomando medidas» de este tipo, insistió.

La Fiscalía ha acusado al empresario televisivo y automovilístico, así como a un hijo del mismo nombre, de «usura genérica» y «agavillamiento» (asociación para delinquir) por acaparar vehículos para venderlos luego a precios superiores.

También ha sido declarado prófugo el empresario televisivo y bancario Nelson Mezerhane, uno de los accionistas principales de Globovisión, propietario a su vez del Banco Federal, intervenido en junio pasado por problemas de liquidez.

Los depósitos de sus 600.000 clientes son devueltos por bancos estatales con recursos públicos que el presidente del país, Hugo Chávez, ha advertido que serán repuestos con bienes de Merzerhane.

Jaimes agregó al respecto que «no hay ninguna vínculo entre el doctor Merzerhane y el doctor Zuloaga con respecto a esos bienes», en alusión a los hangares y a los aviones.

En una de sus últimas alusiones sobre el asunto, y en un acto con clientes del Banco Federal, Chávez dijo que Mezerhane «huyó con siete mil millones de bolívares (unos 1.600 millones de dólares) que es el total aproximado de los ahorros» de los clientes del banco.

Tras pedir una ley que prohíba que empresarios puedan ser dueños de medios de comunicación, el gobernante dijo que esperaría «un tiempito» antes de decidir el futuro de Globovisión, porque sus dueños «andan huyendo de la justicia» y se deben resarcir los recursos estatales.

Quienes están ahora al frente de la emisora y «cumpliendo órdenes de los prófugos están tratando de desestabilizar al país», y ello «es un peligro que no se puede permitir», añadió Chávez el pasado 2 de julio.

El 14 de junio, el mismo día en que fue intervenido el Banco Federal por la estatal Superintendencia Nacional de Bancos (Sudeban), Mezerhane declaró a Globovisión que se encontraba en la ciudad estadounidense de Miami realizándose unos exámenes médicos.

La titular de la Fiscalía General, Luisa Ortega, ha precisado que se han decretado «18 prohibiciones de salida del país» contra los directivos del Banco Federal, así como «medidas de aseguramiento de bienes» de Mezerhane.

Chávez dijo al respecto que se trata de unas 300 empresas, «incluida Globovisión», con las cuales «el Estado debe resarcirse» del costo de cumplir con los clientes del Banco Federal.

Tanto Zuloaga como Mezerhane atribuyen su suerte a un «pase de factura» político debido a la línea editorial antigubernamental de la cadena de noticias 24 horas, lo que es negado por el Gobierno.