Futuro del periodismo está en manos de la sociedad, afirma presidente de FIP

18

Lima – El futuro del periodismo está en manos de la sociedad que, en medio de la pandemia, se ha volcado a los medios de comunicación clásicos para informarse sobre el avance de la COVID-19, antes que en las redes sociales, afirmó el presidente de la Federación Internacional de Periodistas (FIP), Younes Mjahed.

Las empresas de comunicación y los periodistas han sufrido igualmente la crisis económica que ha traído la pandemia, con despidos, precarización de condiciones laborales y cierres de medios, a pesar de que se encuentran produciendo más información.

En el 92 aniversario de su creación, la Asociación Nacional de Periodistas de Perú (ANP) organizó el conversatorio internacional «El futuro del periodismo, de los periodistas y sus organizaciones: ¿A dónde vamos ?» para analizar esta actividad con Younes Mjahed como invitado principal.

El presidente de la FIP declaró que los periodistas están «frente a una contradicción», pues de un lado, «los ciudadanos ahora van más a la prensa profesional, información que proviene de periodistas que tienen calificación, más que de redes sociales».

Pero, del otro lado, «hay una crisis, la sociedad quiere la prensa, pero estamos en un marco de crisis» económica, afirmó el representante gremial de la prensa en Marruecos.

La pandemia ha provocado la muerte de 46 periodistas y comunicadores peruanos, según informó el Colegio de Periodistas de Lima en junio pasado, en tanto que Perú es el sexto país en el mundo con mayor número de contagios entre su población, con más de 350.000 casos y más de 13.000 fallecidos.

«El futuro del periodismo no está solamente en manos de periodistas, asociaciones y empresas, es un asunto, un problema, de toda la sociedad, está en manos de los pueblos», remarcó.

DESINFORMACIÓN EN RED

Respecto a la desinformación en redes sociales sobre la pandemia, Mjahed expresó que «es verdad que estamos viviendo una situación humana difícil, es trágico, (pero) hay una vuelta al periodismo, a medios de comunicación clásicos, puede ser una situación provisional, pero hay que fortalecer eso».

En opinión de Mjahed, es necesario «abrir un diálogo nacional sobre el futuro de la prensa», pues ya hay grandes sindicatos que han empezado a negociar con sus gobiernos y han obtenido resultados, aunque de forma provisional.

Señaló que, en el caso de su país, Marruecos, «hemos pedido subvención del Estado a la prensa, con condiciones, darla para la protección social, los salarios, y luchar contra la precariedad» en el periodismo.

Por ese motivo, alentó a ver «las facilidades fiscales para cada país» porque aseguró que «hay posibilidades de ayudar a la prensa».

«Nos interesa el futuro del periodismo, que sigan las empresas, que no cierren, pero las subvenciones tienen que ser orientadas hacia los periodistas, tienen que firmar el convenio colectivo, no expulsar periodistas», indicó el directivo, tras asegurar que también se debe reforzar el sindicalismo en este grupo laboral.

Otro tema pendiente para los trabajadores de prensa es «adaptar la estructura de organización para este momento», en que muchos países avanzan hacia el desconfinamiento y la reactivación de actividades tras un periodo de cuarentena para controlar la enfermedad.