spot_img
spot_imgspot_img

“Fui la única perra guardiana que defendió al Seguro Social, me dejaron sola”, dice doctora Zúniga

Por:

Tegucigalpa – La ahora exdirectora del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), Adriana Zúniga culpó a “intereses económicos” representados en la junta directiva que provocaron su salida de la institución, al tiempo que afirmó “fui la única perra guardiana que defendió al Seguro Social, me dejaron sola”.

– “Primero fui víctima de un boicot interno y luego de otro externo. Recuperar el Seguro Social es un acto de refundación de la patria, que debe ser liderado por los trabajadores comprometidos con la seguridad social”, declaró.

La galena ofreció una comparecencia esta tarde en las instalaciones del IHSS en el barrio Abajo, donde detalló cada uno de los puntos que provocaron su salida del Seguro Social, donde apenas estuvo un poco más de dos meses en el cargo.

Ante una gran cantidad de periodistas que cubrieron la noticia, la doctora Zúniga reafirmó que fue amenazada cuando fungió en el cargo y que actualmente su vida corre peligro.

Zúniga leyó un comunicado para desglosar las causas que originaron su salida. “Siempre mostré mi postura que no había razones para esconderle al pueblo lo que ahí se pretendía aprobar, una vez más recibí ataques por esta propuesta, pero la Junta Directiva por unanimidad se negó a hacerlo”, agregó.

Remarcó que la junta directiva del IHSS propuso un aumento para dietas por un monto de 19 millones de lempiras, al tiempo que cada uno pedía 10 mil lempiras para reunirse y abordar temas de la institución.

“Era la única perra guardiana que defendió la institución, pese a que me dejaron sola contra 16 miembros de la junta directiva”, expresó.

Puntualizó que la junta directiva del IHSS siempre quiso tener a alguien fácil de manipular. “Les dije que no íbamos a permitir abusos y nos negamos a otorgar privilegios al margen de la ley”.

La galena ofreció una comparecencia pública la tarde de este viernes.

Denunció que no existió un proceso de transición para conocer todos los contratos firmados por la institución sanitaria. “Hay mucha tela de cortar en el Seguro Social y los organismos de investigación deben intervenir al respecto”, clamó.

No dudó en asegurar que su salida se produce bajo un trasfondo económico y que el principal interesado para que renunciara era el representante del Colegio Médico.

La galena retrató que la junta directiva la calificó de insubordinada y “desde que asumí el cargo he sido objeto de presiones, fui amenazada por el dueño de una empresa de seguridad por negarme a intervenir en un proceso de licitación y adjudicación de servicios”.

Manifestó que su integridad física y la de su familia corren peligro, por lo que demandó seguridad por los entes defensores de derechos humanos.

Llamó a luchar por un Instituto de Seguridad Social transparente y recuperarlo de la privatización que -según ella- se encuentra ese ente hospitalario.

Agradeció la confianza de la presidenta Xiomara Castro, la que le confió que no la había defraudado en el cargo, así como muchos empleados del IHSS que estuvieron con ella en todo momento.

Nadie le faltó el respeto a la directora

De su lado, la representante del sector obrero, Evangelina Argueta, reaccionó en relación a la destitución de la directora del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), y dijo que de 13 reuniones que hubo ella asistió a 11 y en ninguna vio falta de respeto en contra de la doctora Adriana Zúniga.

Dijo estar sorprendida de las acusaciones de la galena porque ella nunca, vio ni escuchó algo que atentara en contra de los derechos “eso no es así, yo no puedo faltar a la verdad”.

Explicó que se le había hecho un llamado de atención a la directora en relación a que cuando presentará propuestas debía hacerlo con el debido sustento legal y técnico, pero ella no atendió las sugerencias, administrativamente hablando.

Negó que hayan recibido pagos onerosos por dietas, porque eso ni siquiera se ha aprobado, pero sí están de acuerdo en que se les reconozcan los gastos en los que incurren por el servicio que prestan.

De igual forma, reconoció que pidieron un asesor legal, al menos en el caso de los trabajadores porque en vista de lo acontecido con miembros de Junta Directiva anterior, saben que deben hacer las cosas correctamente, pero no han pedido millones solo que al asesor se le pague un salario justo de acuerdo al arancel del Colegio de Abogados.

Finalmente, reveló que lo que se percibió es que ella (Zúñiga), no estaba trabajando en equipo con los mismos representantes del Gobierno que son los ministros de Trabajo y Salud y tenía un equipo internó que no le estaba respondiendo. JS

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img