spot_imgspot_img

Floyd murió por los bajos niveles de oxígeno en la sangre, según médico

Washington – El afroamericano George Floyd murió por los bajos niveles de oxígeno en la sangre, después de que el expolicía Derek Chauvin presionara la rodilla contra su cuello durante varios minutos, afirmó este jueves uno de los testigos en el juicio contra el exagente, el médico Martin Tobin.

Tobin es un especialista del pulmón y en cuidados intensivos, que revisó los registros médicos de este caso.

Durante su comparecencia ante un tribunal de Mineápolis (Minesota, EEUU), Tobin explicó que hay una serie de motivos por los bajos niveles de oxígeno hallados en la sangre de Floyd.

En ese sentido, destacó que Chauvin puso 91.5 libras (41.5 kilogramos), la mitad del peso de su cuerpo más el de su ropa y el equipamiento que llevaba, sobre el cuello de Floyd.

«La causa de los bajos niveles de oxígeno fue la respiración débil», indicó el facultativo, quien detalló que el aire no pudo llegar a los pulmones de la víctima.

El experto, que se apoyó en gráficos e imágenes de video, subrayó que la forma en la que fue esposado Floyd y la posición en la que Chauvin lo inmovilizó en el suelo creó una especie de torniquete que afectó su respiración.

El juicio contra el expolicía comenzó a finales de marzo. Durante los primeros días las sesiones del proceso se centraron en los últimos momentos de vida de Floyd el pasado 25 de mayo, mientras que esta semana han testificado expertos y peritos policiales.

La defensa del exagente está intentado vincular la muerte de Floyd al hecho de que consumiera drogas y a sus problemas de salud.

Floyd perdió la vida cuando cuatro agentes intentaron detenerlo por haber utilizado un billete falso para pagar en una tienda. Durante su arresto, Chauvin lo inmovilizó en el suelo presionando la rodilla contra su cuello hasta que dejó de respirar.

El expolicía está acusado de los cargos de asesinato en segundo grado, penado con hasta 40 años de cárcel; asesinato en tercer grado, con una condena máxima de 25 años, y homicidio en segundo grado, que acarrea hasta 10 años de privación de libertad.

Sin embargo, como no tiene antecedentes penales, solo podría ser condenado a un máximo de 12 años y medio de prisión por los primeros dos cargos y a 4 años de cárcel por el tercero. (ag)

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,127FansMe gusta
37,827SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img