Fiscal Chinchilla: Población conocerá la verdad en casos emblemáticos

Tegucigalpa – De hablar suave, modales corteses y con un hilván en sus expresiones, que parecieran permitirle tejer con los diferentes hilos que conforman la diversidad hondureña, el recién electo fiscal general de Honduras Oscar Fernando Chinchilla, dice que está a punto de concluir un diagnóstico institucional que le permitirá frenar la impunidad y dar resultados efectivos a la población. Sabe que la institución ha perdido el nombre y la credibilidad y por eso pide un compás de tiempo que le permita ir cambiando la imagen que el Ministerio Público se ha granjeado con creces ante la ciudadanía.
 

El fiscal general dice que no quiere estar tras un escritorio sino actuar directamente en la persecución del delito.

Oscar Fernando Chinchilla expresa que la unidad técnica de investigación y el afinamiento en las prácticas forenses son fundamentales en la persecución del delito.

Asegura que, en la investigación, se agota la línea de autores materiales para llegar al brazo que está tras el crimen del periodista Aníbal Barrow.

Chinchilla ha pasado de ser un alto juez a convertirse en la instancia acusadora, un papel que, según acepta, está marcado por diferencias abismales.

Se refiere a los crímenes llamados emblematicos, cometidos contra reconocidas figuras de la vida pública hondureña y dice que “estamos también haciendo acopio de los mejores investigadores que nos ha puesto el Estado de Honduras para trabajar en ello y también un grupo de asesoría técnica que hemos configurado con la Fiscalía, se está estudiando para tratar de reorientar las investigaciones y ver que se puede rescatar de los mismos y tratar en la medida de lo posible en judicializarlos, pero ante todo, de darle repuesta a la población, del estado en que se encuentran las investigaciones, explicar cómo se ha llegado a ese punto y que falta por hacer.

Reafirma que en el Ministerio Público se trabaja en un diagnóstico institucional y que de los resultados que el mismo genere dependerán los cambios y acciones en la organización. Dice estar convencido que no operará tras un escritorio y que sus diligencias serán claras en las diferentes facetas que conlleva la acusación.

Pragmático, el fiscal Chinchilla acepta que el cambio de imagen y la percepción en torno al Ministerio Público no se construirán de la noche a la mañana.“Requerirá de un proceso que vaya permitiendo que la población crea en nosotros a base de resultados, que pasen por la certificación sus servidores, por el diseño de una política de persecución penal eficaz y por la transparencia y rendición de cuentas, en la ejecución de los fondos que el Ministerio tiene asignados” declaró.

En el caso de las investigaciones del asesinato del periodista Aníbal Barrow, dijo que se trabaja en las líneas de autores materiales para llegar hasta él o los autores intelectuales, un tema del que no quiso revelar detalles.

Dijo que lo óptimo es que el Ministerio Público tenga su propia oficina técnica de investigación y que medicina forense, desde la óptica científica, es decisoria para el buen desempeño institucional por lo cual no dudó en manifestar el empeño en profesionalizar esa instancia.

En el caso de la denunciada infiltración de información en la incautación de bienes durante la llamada operación Neptuno, según la denuncia del director de la estatal oficina de bienes incautados, manifestó que de parte de la Fiscalía el caso se manejó con profesionalismo pero no omitió las investigaciones para llegar hasta los potenciales responsables.

La conversación entre el fiscal Chinchilla y Proceso Digital se desarrolló así:

A semanas de estrenarse en las funciones como fiscal general ¿cuál ha sido su experiencia?

Bueno, básicamente hemos hecho un diagnóstico de algunas dependencias, de algunas fiscalías especiales, para confirmar y validar algunas informaciones e ideas que ya teníamos y este diagnóstico que estamos llevando a cabo ahorita y que esperamos finalizar a la brevedad posible para poder ya tomar algunas decisiones, precisamente para la construcción de la política de persecución penal del ministerio y poder ser más eficientes en el uso de recursos y en la obtención de los resultados que la población espera.

Ese tránsito suyo, de estar en la Corte Suprema, como un alto juez, a ser hoy la cabeza de la instancia acusadora, ¿qué representa esta mutación en sus funciones?

La verdad que son dos campos muy distintos, yo me desempeñaba dentro del Tribunal de la Justicia Constitucional donde nuestro accionar era un poco más alejado de la vida pública porque por la misma función del juez la ley así lo prescribe y, aquí pues evidentemente el papel es más activo, mas proactivo, pues nosotros somos los titulares de la acción penal pública y requiere un contacto más directo con diversos sectores de la población con entidades estatales, ese es un papel muy diferente al del juez.

¿Se deben esperar cambios en el Ministerio Público a nivel personal y a nivel de enfoque de trabajo?

Si, nosotros hemos querido establecer una nueva mística de trabajo, un cambio de actitud en los funcionarios y servidores del Ministerio Público, evidentemente también del diagnóstico vendrán cambios en la estructura y en la organización del Ministerio.

En los últimos dos años el Ministerio Público ha estado sumergido en una serie de presiones, ha estado como en vitrina, cuestionado, ¿Cree que todas estas presiones han bajado con la llegada suya a la cabeza de esta institución?

No, nosotros creemos que la construcción de la imagen institucional y de confianza que la población debe tener en el Ministerio no se va a generar de la noche a la mañana; requerirá un proceso que vaya permitiendo que la población crea en nosotros a base de resultados que pasen por la certificación de sus servidores, por el diseño de una política de persecución penal eficaz y por la transparencia y rendición de cuentas en la ejecución de los fondos que el Ministerio tiene asignados.

Los llamados casos emblemáticos como los asesinatos de Alfredo Landaverde, Julián Arístides Gonzales, Alfredo Villatoro, entre algunos otros ¿Qué tratamiento se les dará? ¿Cómo se continuará con ellos?, ¿cuál es el destino de estos casos y cómo avanzan realmente?

Estos casos han sido asignados a un cuerpo especial de fiscales para que los aborden,estamos también haciendo acopio de los mejores investigadores que nos ha puesto el Estado de Honduras para trabajar en ello y también un grupo de asesoría técnica que hemos configurado con la Fiscalía, se está estudiando para tratar de reorientar las investigaciones y ver que se puede rescatar de los mismos y tratar en la medida de lo posible en judicializarlos, pero ante todo de darle repuesta a la población del estado en que se encuentran las investigaciones, explicar cómo se ha llegado a ese punto y que falta por hacer.

Particularmente ¿puede expresarnos detalles de alguno de esos casos?

Están todos trabajándose. Para el caso de doña Hilda Caldera que tiene relación con Alfredo Landaverde ya se han hecho algunas diligencias encaminadas precisamente a obtener la rectificación de una resolución judicial que el Ministerio Publico no comparte y un caso en el que particularmente el Fiscal General Adjunto nos pidió trabajar directamente en él y la fiscalía general tuvo a bien hacerlo y es un caso que él lo ha tomado con mucha determinación.

Puede ver otros casos que ya se han dado bajo nuestra administración, por ejemplo la lamentable masacre que hubo en la zona de Chamelecón en un centro escolar, permitió una investigación rápida y efectiva en coordinación con las Fuerzas Armadas y la Policía, lo que permitió la captura en tiempo record y precisamente este próximo jueves es la audiencia inicial, donde esperamos obtener los autos de prisión que nos permitan llevar el caso a juicio. Es una muestra del trabajo coordinado y que en el Ministerio Público no queremos quedarnos solo tras los escritorios por eso es que el Fiscal General Adjunto va a San Pedro Sula a estar presente en esta audiencia y a dirigir el manejo de la misma y asegurar el resultado.

Y los casos de los asesinatos contraperiodistas, ¿Cómo avanzan?

Estos casos se están trabajando, precisamente el día de hoy tuvimos a la coordinadora general de San Pedro Sula que vino a hacerle una exposición al director de fiscales del avance del caso del asesinato del Ingeniero Aníbal Barrow, usted puede ver también que en las semanas anteriores dimos captura a otro de los implicados y se está trabajando para que no se agoten las investigaciones no solo en el tema de los autores materiales si no tratar de llegar a los autores intelectuales, es decir al brazo detrás de quien ejecutó las acciones.

Y en ese sentido ¿han subido algún otro escalón?

Estamos avanzando, evidentemente no podemos darle mayor detalle para no comprometer las investigaciones, pero si la idea es agotar toda la línea de investigación hasta llegar al fondo.

Los expertos dicen que sin una policía de investigación la Fiscalía estaría dando palos de ciegos, ¿cuál es su opinión al respecto?

Hay dos cosas fundamentales para fortalecer el Ministerio Público: uno, establecer la política de persecución penal que es algo que vamos a hacer desde la fiscalía general y dos, contar con una oficina técnica de investigación, nosotros creemos que si es necesaria la creación de esta oficina técnica de investigación que nos permita tener los elementos para poder trabajar coordinadamente. El Fiscal dirigiendo la investigación y esta oficina técnica ejecutando la parte operativa, actualmente este esquema se venía desarrollando con la Dirección Nacional de Investigación Criminal, la DGIC, adscrita a la Policía Nacional pero no tienen la cantidad de investigadores suficientes, se ha tratado de hacer más eficiente el sistema, pero nosotros consideramos que lo óptimo es tener nuestra propia oficina de investigación.

Igualmente la parte forense es clave en la investigación, no solo en lo que es la autopsia de cuerpos, si no en la capacitación de personal para sus funciones, como visualiza y ¿cómo están los avances en ese sentido y específicamente en torno al instituto de ciencias forenses, por ejemplo?

Es fundamental, nosotros tenemos que ir cambiando el patrón con el que se investiga, es decir no podemos pretender seguir avanzando en la investigación y persecución penal con solo pruebas testificales, necesitamos fortalecer lo que es medicina forense para incorporar pruebas científicas que permitan tener más certeza en los requerimientos y es una prueba que es generalmente inalterable. Nosotros estamos trabajando por apoyar decididamente medicina forense, estamos abriendo las puertas para que los cooperantes externos nos ayuden con el equipamiento de medicina forense. La directora de medicina forense también ha hecho avances ya para crear el primer posgrado en medicina forense a nivel de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.

Esa altísima mora fiscal de la que habló su antecesor Luis Rubí ¿quedará archivada?, ¿hay alguna manera de evacuar esos casos?

Es parte de lo que nosotros primero tenemos que ordenar, habrá que determinar en qué casos es factible llegar a sostener un requerimiento, lo que no queremos es estar presentando requerimientos sin sustento probatorio que se traduzcan en sentencias absolutorias, queremos que la población tenga la certeza que cuando presentamos un requerimiento es porque tenemos las pruebas suficientes para sostener un juicio y también hay que partir de una realidad: es imposible perseguir todos los delitos, entonces lo que hay que hacer es priorizar los delitos que en realidad están afectando a la población y generando este clima de inseguridad. Usted recordará hace dos o tres semanas la honorable Sala Penal emitió una sentencia a un recurso de casación donde le dice al Ministerio Público que diseñe una política de persecución penal, porque no es posible que ustedes hayan traído hasta casación un juicio de un hondureño al que se le ha acusado del hurto de un celular y 106 lempiras; entonces tenemos que priorizar los recursos y comenzar a perseguir aquellos delitos que tengan incidencia.

En delitos de crimen organizado, tráfico de personas, tiene alguna política diseñada, ¿cómo hacer más efectiva la función del Ministerio Público en estas áreas?

Aquí es fundamental fortalecer lo que es la investigación, estos delitos del crimen organizado, son delitos complejos, de investigaciones que requieren de mucho tiempo, mucho esfuerzo y nosotros si hemos decidido apoyar la Fiscalía del Crimen Organizado, producto de ello son los resultados que ha tenido esta fiscalía y que va a seguir obteniendo.

Por cierto en el caso de la operación Neptuno, decía el director de la OABI que hubo infiltración de informacióny que encontraron las cuentas vacías, las haciendas sin ganado y que la infiltración de información pudo haber ocurrido con un mes de antelación… ¿Tiene algún comentario al respecto?

Tendríamos nosotros que determinar; de lo que si podemos tener certeza es que por parte del Ministerio Público esto si se manejó con secretividad, con mucho profesionalismo y evidentemente tenemos que hacer una revisión para verificar y cotejar lo que el doctor Palacios Moya ha dicho y en el caso de haber una filtración determinar de dónde fue y sancionar a quien lo haya hecho.

Justamente en esa llamada depuración de la Fiscalía, ¿cuál va a ser su rol?, ¿ir de frente?, se habla mucho de fiscales millonarios, de fiscales ligados al crimen organizado ¿Cuál será su función frente a estas debilidades?

En este tema nosotros creamos, es de las acciones más concretas que hemos hecho, sobre este tópico es crear la fiscalía especializada para el enjuiciamiento de funcionarios y servidores del Ministerio Público, es decir el sistema de supervisión que había se agotaba solo en investigar sanciones administrativas o faltas disciplinarias y recomendar como máxima sanción el despido;entonces nosotros pensamos que era necesario crear una fiscalía destinada solo a que en el caso que funcionarios, empleados o servidores del Ministerio Público tengan conductas que estén tipificadas como delito ya sea por denuncia o por oficio presentar requerimientos. Todos los casos de denuncias que tenemos contra supuestas irregularidades de fiscales están siendo investigadas por esta fiscalía, vamos a determinar cuáles de estas denuncias tienen sustento y en las que en realidad arrojen méritos vamos a presentar los requerimientos.

¿Va trabajar usted a la par de la Policía o solo va a depender de la asistencia de EEUU por ejemplo?

No, nosotros queremos trabajar coordinadamente con la Policía, hemos sostenido ya varias conversaciones con el ministro Arturo Corrales y con el director de la Policía el general Bonilla, precisamente para construir y establecer esa coordinación, donde nosotros como fiscales vamos a dirigir la investigación técnica y jurídicamente, es decir cuáles son las diligencias que son necesarias hacer en cada caso y ellos que ejecuten su parte, la operativa, hacer la investigación; para evitar la confusión donde los fiscales estábamos investigando o donde la Policía no estaba haciendo las funciones operativas que tenía que hacer. Producto de esa coordinación es que hemos tenido en este mes resultados exitosos en algunos casos de delitos contra la vida, que nos han permitido también generar capturas de acusados en otros delitos, pero que ha surgido precisamente de operaciones conjuntas por esta coordinación.

En el caso de estas operaciones que se han hecho contra el narcotráfico, ¿Ha recibido usted amenaza?

No, hasta el momento no hemos recibido ninguna amenaza.

¿Puede asegurar que la Fiscalía tendrá independencia en la gestión suya? O ¿será proclive a los “telefonazos”?

Definitivamente que tendrá independencia. No será proclive a los teléfonos, creo que en este poco tiempo que tenemos, hemos demostrado con casos concretos y acciones claras cual va a ser la mística de la Fiscalía, evidentemente entendemos que hay un escepticismo en la población porque tradicionalmente las cosas en Latinoamérica no han operado de la mejor manera en el sector público, pero nosotros comprendemos esto y le pedimos a la población hacer un compás de espera para que sean precisamente los hechos los que vayan revirtiendo y generando esa imagen de confianza que debe haber en el Ministerio Público.

¿Cómo es un día en la vida del Fiscal y cuál es la diferencia de un día en la vida de un Juez?

La vida del Juez generalmente requiere un poco más de abstracción, de estar más en su despacho, la propia ley le impide emitir declaraciones y opiniones, entonces requiere bastante estudio bastante dedicación, es un campo mucho más limitado a la vida pública; la vida del Fiscal es siempre con bastante estudio, con bastante dedicación pero es un poco más proactivo y requiere más contacto con la población, estar más presente en diversos momentos de la vida nacional e interacción con más sectores tanto de la población como del mismo Estado.

¿Cuáles han sido sus principales logros en estas pocas semanas que lleva como fiscal?

Primero creo que es el haber encontrado como encender en los fiscales esa motivación, que todos entiendan que la salvación y la solución a los problemas del Ministerio Público no va a venir de afuera, sino que tiene que venir de aquí mismo, del esfuerzo y la dedicación que ellos pongan y he encontrado un grupo de fiscales comprometidos con ello. Segundo creo que hemos al menos determinado y dado ya los pasos generales para establecer el proceso de evaluación del desempeño, que va a comprender no solo lo que es la depuración, es decir lo que lleva la certificación y pruebas de confianza, si no también, la evaluación del desempeño incluye evaluación de conocimientos, determinar la calidad de trabajo que está haciendo, la cantidad de ese trabajo y un componente no menos importante y si valioso que es la atención al usuario, como se está atendiendo al usuario porque al final nosotros somos servidores públicos, entonces es importante ya que en un proceso penal se le ha puesto mucha atención al procesado y se ha olvidado de la víctima y nosotros tenemos también que atender ese componente de la víctima, como se está atendiendo a la población que viene acá.


Síganos

21,741FansMe gusta
34,512SeguidoresSeguir
61,453suscriptoresSuscribirte

Principales

Lo más reciente

Más de 168 millones de lempiras tiene la Sedis para reparación de viviendas dañadas por tormentas

La titular de la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (Sedis), Zoila Cruz, informó que esa dependencia cuenta con unos 168 millones de lempiras para la reparación de viviendas que resultaron dañadas por el paso de las tormentas tropicales Eta y Iota por el territorio hondureño.

Más de seis mil millones de lempiras se requieren para reactivar el agro en Honduras

Tegucigalpa - Más de seis mil millones de lempiras se requieren para la reactivación del sector agroalimentario de Honduras, reveló este martes...

Rescatan en El Salvador cuerpos de dos hondureños arrastrados por el río en Ocotepeque

Los cuerpos de dos hondureños que fueron arrastrados por el río Lempa en Ocotepeque, fueron rescatados en las últimas horas en El Salvador y luego trasladados a su lugar de origen.

Piden precaución debido a derrumbes en varios sectores de la capital

Las intensas lluvias que han caído en las últimas horas sobre la capital hondureña han provocado derrumbes en varias zonas por lo que se pide precaución a los conductores.

Honduras suma 10 fallecimientos por COVID-19 y llega a 2 mil 869 decesos

El informe diario del Sistema Nacional de Gestión de Riesgo (Sinager) señala que hoy el país centroamericano añadió 296 nuevos casos para un total de 105 mil 211 casos en 259 días de pandemia desde que se detectaron los dos primeros casos el 11 de marzo.