spot_imgspot_img

Estudiantes de la UNA-Catacamas entregan instalaciones a interventora

Tegucigalpa – Esta noche, tras sesenta y dos días de toma, los estudiantes de la Universidad Nacional de Agricultura de Catacamas, en Olancho, entregaron finalmente las instalaciones de ese centro de educación superior a las nuevas autoridades de la comisión interventora que desde este jueves llegó a la zona para tomar posesión de sus cargos.

El coordinador de la comisión interventora, Marcial Solís, dijo que con la entrega la normalidad vuelve al campus universitario y que la misma fue producto de una negociación con los estudiantes “que ameritaban señales de confianza y compromisos de cambio. Ellos necesitaban tener confianza en las autoridades”.

“Estos estudiantes han tenido una prueba difícil, han cuidado la Universidad con un alto sentido de responsabilidad y lo han hecho muy bien. Aquí no solo se dan clases, aquí conviven los estudiantes y todo lo que gira alrededor de la academia, pues es un centro universitario en donde hay animales y huertas por cuidar y mantener y ellos lo han hecho muy bien. Eso significa que han tenido buenos maestros”, destacó Solís.

Solís dijo que las clases en la Universidad iniciarán el 30 de enero, que la próxima semana será para reordenar un poco las instalaciones, solicitar a la Secretaría de Finanzas el descongelamiento de los fondos asignados a ese centro de educación superior para proceder a efectuar las acciones administrativas de orden.

Indicó que harán uso de todas las herramientas de control administrativo y financiero de la institución porque “aquí vamos a iniciar un proceso de construcción de un país con valores, esto es el fin de una huelga, pero al mismo tiempo el inicio de los pasos para un proceso de reforma universitaria que pondrá a este centro de educación superior al nivel de otras universidades como es uno de los propósitos encomendados por el señor Presidente de la República y los diputados”, acotó.

Tras una crisis de 62 días, en donde los estudiantes universitarios solicitaban una reforma universitaria y cambio de autoridades por abuso de poder al expulsar a más de 80 compañeros, además del despido de unos cuarenta docentes, ese centro universitario tras un informe del Congreso Nacional y una serie de incidentes que pusieron en riesgo la vida de los alumnos, fue intervenido por un decreto legislativo y ahora una comisión interventora está al frente de toda la conducción legal, académica y administrativa de ese centro de educación superior.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,057FansMe gusta
37,539SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img