Guatemala.- La falta de consenso entre los trece magistrados que integran la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Guatemala impidió la elección del nuevo presidente del Poder Judicial, cuyo plazo venció hoy por lo que fue nombrado de forma interina uno de sus vocales.
 

Después de nueve intentos ninguno de los magistrados que se disputan la Presidencia, Rogelio Zarceño Gaitán y Héctor Maldonado, obtuvieron los nueve votos que ordena la ley para ser elegidos.

El plazo para elegir al nuevo presidente de la CSJ venció a la media noche del sábado, cuando concluyó el período para el que fue electo el año pasado el magistrado Gabriel Medrano, para el período del 13 de octubre de 2012 al 12 de octubre de 2013.

Debido a ello, y a tenor de lo que establece la legislación guatemalteca para estos casos, fue designado como «presidente interino» el magistrado vocal 1, Érick Álvarez, mientras se alcanzan consensos para elegir al que presidirá de forma definitiva el Poder Judicial durante el próximo período.

Un portavoz de la Suprema Corte dijo que Álvarez convocó a los magistrados a una «sesión extraordinaria» para el próximo martes, para elegir al nuevo presidente y pidió a los letrados «voluntad» para alcanzar consensos.

El proceso de elección anterior, en el que fue elegido Medrano, requirió de 48 rondas de votación debido a que los magistrados, que se encuentran divididos en dos grupos, uno de seis y otro de siete, no lograban ponerse de acuerdo.