Explotación laboral infantil: muchos tratados, poca conciencia

Tegucigalpa – Honduras afronta grandes desafíos frente a una variedad de causas que generan el trabajo forzado y la explotación laboral infantil. Miles de niños, más de 400 mil, según cifras oficiales, hacen labores en la agricultura, el comercio y otras actividades que generan una paga que, en la mayoría de los casos, sirve para mantener las devastadas economías familiares.

-Fiscales del MP realizaron una conferencia en el marco del Día Internacional contra el Trabajo Infantil, que se conmemora cada 12 de junio.

-Según Transparencia Internacional, capítulo Honduras, más de un millón de menores son excluidos del sistema educativo hondureño.

Cifras de la Organización de Naciones Unidas (ONU), indican que al menos 152 millones de niños son víctimas del trabajo infantil, casi la mitad de ellos están actualmente en condiciones de alto riesgo.

Honduras cuenta con nueve millones 248 mil 520 habitantes, de los cuales cuatro millones 502 mil 391 son varones y cuatro millones 746 mil 129 mujeres. Aproximadamente, el 56.6 por ciento de la población vive en zonas urbanas. El país es relativamente joven, ya que el 40.6 por ciento de su población total tiene menos de 18 años.

60939541 def9 4220 b063 bcdf563e50c4En la ciudad de Talanga, un menor de edad sale a vender pese a que las calles lucen vacías

La Organización Internacional del Trabajo (OIT), define el trabajo infantil como todo aquel que priva a los menores de su niñez, su potencial y su dignidad, y es perjudicial para su desarrollo físico y sicológico.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), la población entre los cinco a 17 años es de dos millones 472 mil 798 niños y por sexo representan el 50 por ciento para cada género.

Además, unos 404 mil 462 niños, entre los cinco y los 17 años, laboran, de acuerdo con los últimos números de la Encuesta Permanente de Hogares del INE, el 50.5 por ciento de ellos realiza labores agrícolas, un 20.1 por ciento en el comercio, un 10.6 por ciento en la industria manufacturera y el tres por ciento en la construcción.

Acciones desde el Ministerio Público

EaXDKxhWkAAoD a Ela ParedesLa Fiscalía hondureña, cuenta con dos dependencias para atender el abuso infantil, se trata de la Fiscalía Especial de la Niñez y la Unidad Contra la Trata y Explotación Laboral; ambas constantemente están desarrollando acciones preventivas, de abusos contra los menores.

Desde el punto de vista de la fiscal Ela Paredes, la explotación laboral Infantil, presenta una amplia problemática para el país, ya que los niños, son obligados a realizar trabajos que no son acordes con su edad, perjudican su integridad física, vulneran su autoestima y dañan su condición moral y espiritual.

Según la funcionaria del Ministerio Público, es claro que el trabajo infantil, no es una labor realizada en libertad, sino que, por el contrario, se realiza en condiciones de esclavitud, porque daña la dignidad infantil, los excluye del sistema educativo y de todo tipo de oportunidades de crecimiento.

Acuerdos internacionales

d7e113fa f484 49bb a731 3d792741cd19Un niño se apresta a limpiar vidrios de vehículos para conseguir algo de dinero a cambio en el bulevar Morazán de Tegucigalpa

La fiscal Paredes destacó que existen acuerdos internacionales acogidos por Honduras, que buscan regularlo, como el Convenio sobre la Edad Mínima (1973) y sobre las Peores Formas de Trabajo Infantil (1999), fundamentados por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En Honduras existen procedimientos, para otorgar permisos de trabajo a adolescentes mayores de 14 años, siempre y cuando se conozcan las actividades que desempeñarán y las garantías a la dignidad. Sólo en 2019, la Secretaría del Trabajo, otorgó al menos 375 permisos de trabajos a adolescentes mayores de 14 años.

Además, el Código de la Niñez, establece que un niño entre los 14 y 16 años puede trabajar cuatro horas, mientras que los horarios de trabajo para un niño entre los 16 y 18 años es de seis horas “fuera de esos indicadores se puede considerar explotación laboral”, explicó Paredes.

No obstante, reconoce que la atención a protocolos internacionales para la protección de los derechos infantiles, representan un avance para que Honduras, no se quede estacionada frente a una problemática visible en el país. Sin embargo, asegura que la población necesita tomar conciencia para que no existan más abusos laborales en la niñez.

Erradicar peores formas de trabajo infantil

f3498cbc 1453 481a bc5e e0e3429cc97d“En países como el nuestro donde la economía y la educación no están muy desarrollados, los acuerdos internacionales, obligan al Estado a la erradicación de las peores formas de trabajo infantil, que muchas veces terminan en acciones como la trata de menores, limitándoles a las oportunidades que la misma sociedad debería proporcionarles”, sostuvo la fiscal.

“Es penoso que muchos niños se vean en la necesidad de realizar aportes económicos para el sustento familiar; sin embargo, las acciones para erradicar este fenómeno siguen vigentes para el Ministerio Público, porque en el momento que se detecta una irregularidad se ejerce la acción penal contra los promotores de la explotación laboral infantil”, acotó.

Según Paredes, el Estado de Honduras, no declina en la obligación de tomar medidas para la erradicación del trabajo infantil y por ello se ha constituido la Comisión Nacional para la Erradicación Gradual y Progresiva del Trabajo Infantil, donde están aglutinados sectores como la sociedad civil, cooperantes internacionales, gremios de obreros y la empresa privada.

Trabajo forzado otro problema

EaXDK6eWoAASezuRodolfo Mateo GaloRespecto al Trabajo forzado, el subjefe de la Unidad Contra la Trata de Personas, Explotación Sexual Comercial y Tráfico de Personas, (UTESCTP), Rodolfo Mateo Galo, apuntó que muchas veces no solo se trata de adolescentes, sino de menores en edades escolares, entre los seis y los 11 años, y define el trabajo forzado como una exigencia de parte de una persona bajo la amenaza de un daño o el deber de un pago de una deuda.

El fiscal Galo, asegura que el trabajo del servicio forzado es una de las modalidades que muchas veces concluye en el ilícito de trata de personas, es por ello por lo que los altos índices de este y otros ilícitos contra la integridad de la niñez hondureña, demandan más proyección en las investigaciones del Ministerio Público.

Asimismo, hizo un llamado a quienes son obligados a trabajar en actividades ajenas a su realidad, a que puedan tomar decisiones que les permita hacer cambios en su vida laboral, previa a una debida notificación a un determinado empleador.

Trata de personas

Destacó que Honduras tiene regulaciones interesantes en su legislación en cuanto al trabajo forzado, contemplado en la Constitución de la República, la Ley Contra la Trata de Personas y la Convención de Palermo, entre otras, que son un protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas especialmente contra mujeres y niños.

“La trata de personas afecta mucho a las niñas, las que son desplazadas desde su lugar de origen, bajo engaño para realizar labores domésticas a cambio de un salario, más oportunidad para estudiar, entre otros ofrecimientos, pero todo resulta una mentira porque terminan hasta limitándole el uso de un teléfono y sobre todo condicionados al encierro”; apuntó.

Detalló que, entre las labores domésticas, cocinar es una de las formas de trabajo forzado que realizan los menores hondureños.

El trabajo doméstico es otra de las modalidades de la trata de personas, em mismo es contemplado en el nuevo Código Penal indicó.

Conclusiones de expertos

Finalmente, el subjefe de la Unidad Contra la Trata de Personas, recordó que los niños tienen derechos fundamentales y los mismos deben respetarse, al tiempo que considera que nadie debería promocionar el trabajo forzado, ya sea de parte de sus padres como tampoco de particulares, los menores tienen que ser cuidados y educados.

Por su parte, la fiscal Paredes concluyó en que la población no puede seguir pensando que erradicar el trabajo infantil afecta la economía de los hogares hondureños, por el hecho de que los niños no pueden agenciarse de un dinero, eso ha sido un pensamiento equivocado, apuntó.

En ese sentido, “el trabajo que se pretende erradicar es el que perjudica y aísla a los niños de las oportunidades de la dignidad y educación, cuidemos a los niños y no lo sigamos privando de su infancia con obligaciones que no le corresponden a una temprana edad”, puntualizó la fiscal.

Lo + Nuevo

22,643FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte