spot_imgspot_img

Exasesor de Trump se declara inocente de actuar como agente de EAU

Nueva York – Tom Barrack, el exasesor del expresidente estadounidense Donald Trump que fue acusado de actuar como agente extranjero de Emiratos Árabes Unidos (EAU), se declaró este lunes inocente de los cargos en un tribunal de Nueva York.

«Con el tiempo, veréis que soy 100 % inocente», dijo Barrack a los medios a su salida del tribunal federal de Brooklyn este lunes, tres días después de haber sido puesto en libertad tras acordar pagar una fianza de 250 millones de dólares.

 El juez Sanket Bulsara mantuvo este lunes la fianza de 250 millones de dólares, a la vez que fechó la próxima vista judicial de Barrack para el próximo 2 de septiembre.

Bulsara también prohibió al exasesor de Trump que tenga contacto con cualquier representante de EAU, que viaje en aviones privados y que lleve a cabo cualquier transacción bancaria en el extranjero, mientras que las nacionales tendrán que ser inferiores a 50,000 dólares.

Bajo el acuerdo firmado para su puesta en libertad bajo fianza, Barrack, que residirá en Aspen (Colorado), solo tiene permiso para viajar al sur de California a ver a sus hijos y a Nueva York para futuras vistas judiciales, por lo que las autoridades han colocado un dispositivo electrónico en su tobillo para comprobar que cumple con este requisito.

Barrack, detenido el pasado martes en Los Ángeles (California), ha sido amigo de Trump durante décadas, y fue uno de los que cooperó con la campaña electoral del líder republicano en 2016, tras lo que presidió la organización encargada de su investidura en 2017.

El Departamento de Justicia informó después de su arresto que Barrack enfrenta cargos federales en Nueva York por sus «intentos ilegales de impulsar los intereses de EAU en Estados Unidos».

De acuerdo con la acusación, el inversor, de 74 años, «influyó en las posturas políticas» de Trump cuando era candidato presidencial en 2016, y también cuando llegó a la Casa Blanca, para que se ajustaran a los intereses de ese emirato del golfo Pérsico.

Junto a otros tres acusados, Barrack trabajó para «impulsar los intereses (del emirato) y proporcionar inteligencia a EAU, sin notificar al fiscal general de Estados Unidos de que estaba siguiendo instrucciones de altos cargos» de ese país árabe, explicó el Departamento de Justicia.

Las autoridades federales imputaron igualmente a sus dos presuntos ayudantes en la trama: Matthew Grimes, de 27 años -que también fue arrestado el martes- y un ciudadano emiratí de 43 años, Rashid Sultan Rashid Al Malik Alshahhi, que sigue libre. (ag)

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,500FansMe gusta
39,489SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img