spot_img
spot_imgspot_img

Ever Zelaya, un joven olanchano que lucha por mantener vivo el folclor hondureño

Por:

Tegucigalpa – Honduras tiene talento, tiene identidad y cultura y una expresión de lo anterior es la danza folclórica, una riqueza de la manifestación artística que llena de entusiasmo a nacionales y extranjeros.

-En su carrera ha recibido más de 400 pergaminos o reconocimientos.

-Asimismo, tiene 122 premios de primer lugar ganados de forma local, municipal o departamental.

Ever Eliut Zelaya Rosales,

Y para que esa manifestación artística hondureña continúe viva, se debe luchar diariamente por su impulso, tal como lo hace Ever Zelaya, un olanchano que por sus venas pasa la formación y el hacer agrícola, también le apuesta a la comunicación y simultáneamente mantiene el entusiasmo y el amor por la cultura.

Ever Eliut Zelaya Rosales, de 29 años, nació en Catacamas, Olancho y desde los cinco años disfruta bailar la danza folclórica hondureña.

Sus padres son don José Zelaya y doña Regina Rosales, quien reside en el extranjero, tiene tres hermanos y él es el mayor de ellos.

“Mis padres tuvieron que salir del país, por lo que me tocó a mí desde los 12 años llenarme de conocimiento y cuidar a mis hermanos, sin embargo, eso no impidió mi amor por el folclor”, dijo en conversación con Proceso Digital.

Indicó que su infancia no fue la de un niño normal porque me tocó cuidar a mis hermanos teniendo 12 años, estudió primaria en la escuela Pedro Nufio, la secundaria en el instituto 18 de noviembre y es licenciado en Agropecuaria tras graduarse en la Universidad Nacional de Agricultura.

En la actualidad labora como comunicador social en un canal local de la ciudad de Catacamas, donde también transmite el arte, la cultura y el voluntariado.

Amor por el folclor

Detalló que su amor por la danza folclórica nació a sus cinco años cuando estaba en preescolar y escuchó una danza y desde ahí empezó su entusiasmo.

“A través de la danza nace el entusiasmo no solo para bailar, sino también aprender para enseñar, ahí fue donde me di cuenta que la cultura y el arte también engloba la danza folclórica y aunque sean grupos pequeños lo dan a conocer con el amor que se lleva por dentro a las artes”, manifestó.

14 años de experiencia

Con 14 años de experiencia, se ha convertido en el principal instructor de la ciudad de Catacamas.

Mientras que como bailarín lleva 22 años, ya que empezó desde los seis años.

Sostuvo que gracias a la danza ha recorrido todo el país, “esto para mi es una magia, cada municipio ver la alegría de la gente, porque esta es nuestra cultura y estamos llamados a fomentarla”, argumentó.

Indicó que cada vez que viaja su corazón se nutre de emoción porque en esta labor es un voluntariado, acá no se recibe un sueldo, no se recibe nada más que el aplauso y las gracias, es por ello que se convierte en una satisfacción propia servir al pueblo de esta manera.

421 pergaminos o reconocimientos

Sostuvo que en sus recorridos por el país ha concursado en diferentes eventos en los cuales ha quedado entre los primeros lugares.

Dijo que desde que tenía 7 años viene recibiendo pergaminos o reconocimientos, por lo que en sus 22 años de carrera ha acumulado 421.

Asimismo, tiene 122 premios como primer lugar ganados de forma municipal y departamental.

Resaltó que en 2012 recibió el premio al voluntario más destacado que es un premio que lo brinda la embajada de España en Honduras en conjunto con el gobierno, “para mí fue como haber recibido el premio Oscar”.

Huellas De Mi Tierra

Detalló que Huellas De Mi Tierra nació como parte del entusiasmo de un grupo de bailarines, es por eso que nace un programa televisivo en un canal local y en la red social de Facebook.

“Es así como nace el programa cultural Huellas De Mi Tierra, porque a través del tiempo uno va paso a paso dejando huellas, pero no solo me quede ahí, sino que forme el grupo folclórico Huellas De Mi Tierra como parte del legado que yo le dejo a este país que es rico en cultura”, explicó.

Indicó que para poder comprar los trajes del grupo de danza realizaron una serie de actividades y gracias a Dios se logró recaudar 32 mil lempiras y con ello se mandó a confeccionar los trajes.

“Huellas De Mi Tierra llega a los lugares más remotos del país, pero queremos dar a conocer que desde Catacamas el amor por el folclor y la cultura del país”, comentó.

Los jóvenes son su bastión

Señaló que los adolescentes se han convertido en su bastión como instructor.

“No importa el cansancio, ni el tiempo, esto es un voluntariado para que los niños y adolescentes puedan tener la danza como su visión, los padres de familia prefieren que sus hijos lleguen cansados de danzar y no de andar en la calle”, manifestó.

Agregó que su motivación en este voluntariado es llegar al reconocimiento de los niños y jóvenes, inculcarles la cultura y la identidad del país.

“Un día me tendré que retirar, pero habrán otros que se quedaran con este legado que hemos emprendido en este hermoso municipio de Catacamas, quiero sembrar en los niños esa semilla de entusiasmo y conocimiento para que haya un reemplazo y hagan lo mismo que yo hice para mantener viva esta tradición y dar que ofrecer a los turistas”, sostuvo.

Proyectos a futuro

Entre sus proyectos a futuro está seguir recopilando las danzas de su querido municipio Catacamas.

Asimismo, seguir realizando concursos de danza folclóricas tal y como se realizó en 2021 que pese a la pandemia logramos juntar 16 grupos cumpliendo las medidas de bioseguridad.

Añadió que el 27 de agosto está programado el concurso Huellas De Mi Tierra y están en el proceso de invitar a los diferentes grupos folclóricos del país.

Igualmente, dijo que tiene como parte de sus proyectos llevar a su grupo de niños a Ecuador, Perú y Bolivia que también tienen una gran cultura y que concursen en esos tres países sudamericanos.

“Un gracias”

Dijo que su mayor satisfacción es que uno de sus niños a quienes les ha enseñado el valor de la danza le digan gracias.

“Que me diga gracias porque gracias a usted sé bailar y tengo disciplina, son tantas las satisfacciones que tengo, pero ver la alegría de mis bailarines cuando danzan es lo mejor”, comentó.

A la juventud hondureña le pidió aprovechar cada minuto de su tiempo en hacer cosas positivas que resalten el país con acciones que motiven a los demás, todos somos Honduras y debemos de sentirnos orgullosos de nuestra identidad.

IR

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img