Tegucigalpa.- Hace nueve años una nueva apuesta periodística surgía en Honduras, de la mano del periodismo digital, una rama de la comunicación social que apenas despuntaba en el país pero que ha llegado para quedarse. Y ese es el caso de Proceso Digital, un medio de comunicación que evoluciona e informa, como lo ratifica su slogan.
 

Nueve años parecen fáciles en la vida de un medio de comunicación social, pero no es así. En ese correr del tiempo que no se detiene, nueve años marcan historia para los promotores de esta iniciativa comunicacional y para quienes tejen las noticias como hábiles aprendices del mejor oficio del mundo como es el periodismo, catalogado así por el laureado escritor, periodista y premio nobel de literatura, Gabriel García Márquez, recientemente fallecido.


En ese tiempo en donde también transcurre y se registra la historia de este país, Proceso Digital ha estado presente, pero como todo medio de comunicación social ha tenido el enorme desafío de ir construyendo su propia marca, su personalidad y lo más importante en el periodismo: su credibilidad y la confianza en sus lectores.


Credibilidad y confianza que le han permitido no solo posicionarse como un buen referente de los hechos noticiosos, también crecer entre sus internautas, y ser consultado como fuente noticiosa por importantes medios de prensa de diversos países del mundo, centros de pensamiento académico de universidades públicas y privadas, estudiantes, ciudadanos de a pie, así como las elites del país que, de acuerdo o no con lo que se informa, ven en este medio digital una forma de medir y tomar el pulso al país.


En ese pulso se puede registrar la historia de Honduras de la última década, sus principales protagonistas, las controversias desatadas, las propuestas inconclusas, las noticias de esperanza, pero también aquellas que desgarran porque con ellas se desgaja una parte del país. ¡Proceso Digital ha sido en nueve años eso y más!


Convencido que su norte es ser un medio digital que evolucione de la mano de la tecnología y las ventajas que ofrecen las redes sociales con la meta puesta en la construcción de un periodismo de alto perfil ético, responsable y profesional, Proceso Digital tiene claro que esa evolución no será posible si su capacidad de análisis y de propuestas se enmohece ó si su redacción baja el ritmo de tejer historias de interés público.


De ahí que pretenda ser un medio que en la búsqueda de la información centre parte de sus esfuerzos noticiosos en dar tendencias sobre hechos que pueden marcar el país ya sea en lo económico, en lo político y en lo social. Son retos que exigen mucho rigor y profesionalismo, pero son sin duda los parámetros que deben regir el periodismo de hoy y del futuro.


La mesa de redacción de Proceso Digital es una combinación de gente joven e inquieta que comparte sus dudas y sueños con experimentados periodistas que son parte del Consejo de Redacción, porque como medio de prensa, Proceso Digital no renuncia a la riqueza que a la par de un café, generan las tertulias periodísticas.


Ahí se construyen las grandes historias y ahí, al calor del olor humeante de un café, sus periodistas retoman energías para poner la pasión que debe tener el periodismo en esa comunicación con el corazón de sus lectores, como bien citaba García Márquez.


Estos nueve años de camino, encierran muchas historias y también sinsabores, porque el sinsabor es parte del oficio periodístico, y es quizá, el aliciente, aunque suene paradójico, que incentiva a evolucionar e informar con profesionalismo.


En sus nueve años, Proceso Digital se ha acostumbrado a que no todas las “noticias gusten”, a que un funcionario o un actor clave se sienta incómodo y que algún sector reñido con lo ilícito o que opere en la obscuridad quiera doblegarlo. Por eso su lucha es permanente a favor de la libertad de expresión y el derecho a informar, en un país como Honduras marcado por el riesgo y el alto riesgo.


Como medio digital hemos logrado ser sostenibles en el tiempo, no nacimos hoy para desaparecer mañana; nacimos para informar, orientar y dar las grandes tendencias a las que se avecina el país en su construcción democrática y de fortalecimiento institucional. Creemos en un periodismo con un mejor futuro y estamos convencidos que en ese futuro, lo digital cuenta.


Y en esa apuesta digital de futuro no renunciamos a elementos básicos de la prensa como la grabadora, la libreta y el oído, que sumado al sentido de la observación hará del registro periodístico de la información en Honduras, herramientas claves en la construcción de la carpintería que conlleva el mejor oficio del mundo: el periodismo. ¡Estamos de aniversario!


Otro año colmado de noticias que causaron dramatismo, júbilo y consternación


El último año estuvo marcado de noticias sin parangón. Proceso Digital, como siempre ocurre, llevó la información de la forma más oportuna, responsable e inmediata.


El deporte, la nota roja, los sensibles fallecimientos, la política, el ámbito nacional y los hechos internacionales, acapararon importantes desplegados de nuestro portal, haciendo del periodismo la vía más expedita para informar del acontecer diario.

Los 365 días del año refrescamos nuestro sitio para llevar la información más variada en todos los campos de la vida nacional e internacional.

Segundo a segundo, nuestra dirección se actualiza para ofrecer la información de último momento, no importa el día, ni la hora, si es feriado o vacaciones, ahí estamos para llevar la más inmediata y veraz información.

El ascenso al poder del actual presidente Juan Hernández Alvarado, así como la agenda de país, han tenido eco en los lectores de www.proceso.hn


El “top ten” de las notas más leídas el último año:
  1. La clasificación de Honduras a Brasil 2014
  2. La muerte de Nelson Mandela
  3. El crimen contra el periodista Aníbal Barrow
  4. El adiós de Gabriel García Márquez
  5. Toma de posesión de Juan Orlando Hernández Alvarado
  6. Accidente de La Bestia donde murieron 11 hondureños
  7. Captura de El Chapo Guzmán
  8. El accidente aéreo en Lempira que cobró cuatro vidas
  9. Decomiso de más de dos toneladas de cocaína
  10. Detención en San Pedro Sula de “El Negro Lobo”