spot_img
spot_imgspot_img

Esposado y bajo resguardo policial asiste al velorio de su padre el capitán Santos Orellana

Por:

Tegucigalpa – El capitán del Ejército y excandidato presidencial, Santos Rodríguez Orellana y su esposa Jeniffer Bonilla, ambos presos por acusaciones de lavado de activos, asistieron al velorio del padre del primero, quien falleció por complicaciones de COVID-19.

Este sábado se realizó el entierro de Vidal Rodríguez, quien expiró el viernes de esta semana por afectaciones del virus.

Tanto Rodríguez y Bonilla, lucieron con esposas en sus manos, mientras varios agentes policiales los resguardaban.

Rodríguez Orellana guarda prisión en el Primer Batallón de Infantería, ubicado en la periferia de la capital hondureña.

El exoficial de las FFAA, fue dado de bajo de la institución castrense luego de denunciar operaciones de narcotráfico que eran comandadas por el exdiputado Juan Antonio Hernández y el exministro de Defensa, Samuel Reyes.

(LEER) Presidenciable Rodríguez Orellana, acusado de lavado con vínculos al narcotráfico

Las acusaciones al capitán

De acuerdo a las investigaciones fiscales, un testigo protegido originario del sector de Brus Laguna, Gracias a Dios, manifestó que el exoficial realizaba operativos en la zona y al encontrar dinero o droga no la declaraba en su totalidad, quedándose con parte de lo incautado y las armas decomisadas eran llevadas a un grupo delictivo de La Ceiba denominado “Zipe”.

Del mismo modo, Rodríguez Orellana participó en decomisos de vehículos donde se transportaban millonarias cantidades de dólares, y según testigos también está involucrado en la muerte de muchas personas, incluido un informante de la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA). Así mismo en escuchas telefónicas negociaba entrega de drogas luego que esta era robada a otras organizaciones criminales en el sector de La Mosquitia. Todo este dinero consecutivamente era enviado a su esposa y suegra, según lo informado por el MP.

Posteriormente, al realizar el análisis financieros se pudo comprobar que durante el tiempo del exoficial de las Fuerzas Armadas recibió en concepto de ingresos brutos más de dos millones y medio de lempiras y en salarios netos 813 mil 918 lempiras, sin embargo, su núcleo familiar (esposa y suegra) tuvieron, de acuerdo a los análisis bancarios y las fuentes de ingreso en el periodo comprendido entre 2010 a 2020 más de 238 millones de lempiras en ingresos no justificados, desconociéndose el origen de las transacciones en el sistema financiero y las inversiones en la adquisición de activos fijos y sociedades mercantiles.

Lo anterior, -según el MP- evidencia que la actividad mercantil realizada y registrada ante la administración de rentas no es coherente con lo declarado. JS

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img