spot_imgspot_img

El turismo europeo sigue creciendo en Centroamérica a pesar de la crisis

Madrid – Centroamérica presentó hoy en la Feria Internacional de Madrid (Fitur) su oferta para este año centrada en la ruta del mundo maya y un turismo sostenible que afiance el crecimiento de los turistas europeos en la región pese a la crisis.
 

Panamá, Guatemala, Nicaragua, El Salvador, Costa Rica, Honduras y Belice acuden un año más a la capital española con sus planes nacionales propios, pero también con una apuesta conjunta para tratar de conseguir que los turistas sigan llegando a la región.

Los siete países están actualmente preparando el Plan de Acción del año 2012 como Año del Turismo Sostenible Centroamericano.

Según datos oficiales de los distintos ministerios de Turismo, Centroamérica mantuvo durante los diez primeros meses de 2011 la cifra de turistas en comparación con 2010, al recibir 9,577,114 viajeros. Todos los países subieron a excepción de Guatemala, que bajó ligeramente, y El Salvador, que se mantuvo.

Destacó especialmente el crecimiento del número de europeos que visitaron la región, ya que durante ese mismo período hubo un 6% más de visitas que en el año 2010.

El ministro panameño de Turismo, Ernesto Orillac, explicó que los turistas europeos crecen de forma sostenida en la región pese a la crisis, principalmente gracias al trabajo llevado a cabo para potenciar las conexiones en el aérea.

Por ello, Europa sigue siendo un mercado preferente para Centroamérica al ser un turista que acude por un plazo largo de vacaciones, lo que hace que visite más de un país.

Para ello, los más importantes organismos centroamericanos coordinan acciones para la promoción conjunta a nivel internacional y regional.

Promover un turismo sostenible que fortalezca la identidad regional y proteja el patrimonio natural y cultural, en especial el del mundo maya y las ciudades coloniales, es la gran apuesta, según explicaron a Efe varios ministros de Turismo de la región.

En definitiva, un destino cultural y de naturaleza, según destacó el ministro de Costa Rica, Allan Flores Moya.

Costa Rica, cuya principal turista es el estadounidense, promueve, además del tradicional ecoturismo -un término inventado en el país-, un turismo de aventura y médico, junto al de negocios y convenciones y al de sol y playa.

Según Flores, 2011 ha sido el mejor año de los últimos cinco al crecer un 5 por ciento, un periodo en el que el turismo europeo también aumentó pese a la crisis que atraviesa la UE.

Panamá, con su canal como producto turístico «número uno», es, según su viceministro de Turismo, Ernesto Orillac, un «territorio pequeño y diverso» que ofrece una gran biodiversidad.

Orillaqc subrayó que en Panamá aumentó en 2011 un 15 por ciento el número de turistas, convirtiéndose en uno de los destinos de mayor crecimiento en la región, previsiones que se mantendrán para 2012.

En cuanto a El Salvador, su ministro de Turismo, José Napoleón Duarte, puso como objetivo el mercado europeo y el canadiense y añadió que también se encuentran trabajando en la conexión aérea para aumentar las frecuencias de Iberia.

Destacó que el crecimiento de turistas europeos a El Salvador fue del 67 por ciento en 2011 y que el objetivo es que siga aumentando, algo en lo que no influye ni la crisis ni el hecho de que el país esté considerado uno de los más peligrosos de Latinoamérica.

Junto al sol y playa y el turismo de negocios, la gran apuesta de El Salvador y de Centroamérica en general, junto con México, es la ruta maya.

Y es que México y Centroamérica presentaron hoy en Fitur la ruta del mundo maya, una idea conjunta que pretende promover y difundir un recorrido por cien centros arqueológicos en los que se conservan los vestigios de la antigua civilización mesoamericana.

La iniciativa toma como referencia la antigua profecía maya que augura la llegada del fin del mundo para diciembre de 2012, y anima al viajero a recorrer los 515,000 kilómetros cuadrados de territorio en los que los antiguos moradores de esos países dejaron sus huellas antes de desaparecer.

Uruguay fue otro de los países que hoy presentó su oferta en Fitur, en donde volvió a ofrecer su producto estrella Punta del Este, aunque trabaja en potenciar el turismo fluvial y náutico.

La viceministra uruguaya de Turismo, Lilián Kechichian, explicó a Efe que el país cuenta con muchos ríos navegables, por lo que el Gobierno está construyendo nuevos amarres y recuperando y modernizando estructuras.

El turismo idiomático es otra de las apuestas del país latinoamericano, donde cada vez más jóvenes americanos y canadienses acuden a estudiar español.

Al igual que ocurre en Centroamérica, el turismo europeo aumentó en 2011 en Uruguay en un 22 por ciento, pese a la crisis económica que atraviesa la UE.

spot_img
spot_imgspot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,753SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img