spot_imgspot_img

El sumo retorna, y con público, a Japón tras un parón de cuatro meses

Tokio – El torneo de sumo de julio arrancó este domingo en Tokio con una presencia limitada de espectadores, lo que lo convierte en el primer campeonato de élite que se celebra tras un parón de cuatro meses y en el primero en contar con público desde enero.

Pese a la reciente subida de casos de COVID-19 en la capital nipona, la Asociación de Sumo de Japón (JSA por sus siglas en inglés) ha decidido permitir la entrada de unos 2,500 espectadores al estadio Kokugikan (con capacidad para unos 11,000) durante cada una de las 15 jornadas que dura el «basho» de julio.

Desde el pasado 10 de julio, y pese a la escalada de contagios en lugares como Tokio y Osaka, el Gobierno nipón autoriza eventos con la presencia de hasta 5,000 personas.

La JSA decidió cancelar el torneo de mayo, que debía haberse celebrado en Tokio, debido al estado de emergencia declarado en Japón a causa del coronavirus y optó por trasladar la cita de julio, que cada año se celebra en la ciudad de Nagoya (centro del país), a la capital.

El anterior «basho» fue el de marzo, que se disputa cada año en Osaka (oeste de Japón), aunque en esa ocasión se prohibió el acceso del público, por lo que el último torneo que contó con espectadores fue el de Año Nuevo, que tiene lugar en Tokio en enero.

La JSA ha adoptado una serie de medidas para evitar el contagio durante el campeonato de julio, obligando, por ejemplo, a los luchadores a tomarse la temperatura a diario y a hacerse una prueba de antígenos si se superan los 37.5 grados (o si se superan los 37 dos días seguidos).

A los espectadores se les obliga a llevar mascarilla y a ocupar cada uno un «masuseki», los espacios reservados que están más cerca del «dohyo» (el ring donde combaten los luchadores) y que acomodan hasta cuatro personas.

También se les ha pedido que se abstengan de animar a los luchadores y que se limiten a aplaudir.

A su vez, la JSA ha decidido que la capital nipona albergará los dos torneos pendientes de celebrarse este año, los «basho» de septiembre y noviembre, que normalmente se disputan en Tokio y Fukuoka (suroeste), respectivamente.

En el torneo de julio que arranca hoy todos los ojos estarán puestos en el «yokozuna» (gran campeón) Hakuho (que en marzo logró su título número 44, cifra récord en este deporte), y en Asanoyama, que estrena en esta cita su recién adquirido rango de «ozeki» (la más importante después de «yokozuna»).

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,496FansMe gusta
39,416SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img