El presidente Petro envía mensaje a su hijo Nicolás: «Ojalá podamos perdonarnos»

Por:

Compartir esta noticia:

Bogotá.- El presidente colombiano, Gustavo Petro, aseguró este sábado que lo sucedido con su hijo mayor, Nicolás Petro Burgos, imputado por la Fiscalía por lavado de activos y enriquecimiento ilícito, es «terrible» y confió en que más adelante puedan reconciliarse de esta crisis que ha detonado el mayor escándalo de su Gobierno.

«Lo sucedido con mi hijo es para mí terrible y muy lamentable. Ojalá algún día pueda hablar con él y perdonarnos», expresó el jefe de Estado en Twitter.

La relación ente padre e hijo no es de las mejores y el presidente ha sido muy criticado porque el pasado sábado, al enterarse del arresto de Nicolás, tomó distancia de él y publicó un tuit en el que afirmó que le duele «tanta autodestrucción» y, tras desearle suerte, señaló que espera «que estos sucesos forjen su carácter y pueda reflexionar sobre sus propios errores».

Este sábado, en una entrevista con la revista Semana, Nicolás Petro confirmó que el pasado miércoles, en medio del mayor escándalo político del país en los últimos tiempos, no quiso recibir una visita de su padre en el búnker de la Fiscalía en Bogotá donde estaba detenido.

«Estuve un tiempo enviándole mensajes a través de otras personas para hablar con él y nunca obtuve respuesta», dijo Petro Burgos.

Incluso en marzo pasado, cuando Daysuris Vásquez, exesposa de Nicolás Petro, reveló que éste había recibido dinero ilícito para la campaña de su padre y se había quedado con él, el presidente también tomó distancia de su primogénito al afirmar que él no fue quien lo crió.

«Él se crió en Córdoba (…) estudió allá e hizo su universidad allá, derecho; realmente nunca tuvimos la oportunidad de convivir, no lo crié, esa es la realidad», aseguró entonces el presidente en una entrevista con la revista Cambio.

El Juez Penal Municipal 74 con funciones de control de garantías ordenó el viernes en una audiencia en Bogotá que Petro Burgos y Vásquez respondan en libertad, pero con restricciones, al proceso que enfrentan por lavado de activos y otros delitos, caso que ha salpicado al Gobierno.

El presidente también reiteró hoy en que su campaña de 2022 «no recibió dinero alguno de carácter ilícito» y de lo sucedido se enteró «por una reunión que tuve con la exesposa de Nicolás en mi oficina hace apenas unos meses cuando pedí que investigarán a mi hijo».

«Como lo dije antes, no presionaré como presidente a la justicia en su caso, los funcionarios judiciales que intervengan en su proceso serán por mi respetados», añadió el jefe de Estado.

El presidente finaliza su mensaje diciendo que espera que su nieto «pueda conocer a su papá en libertad», algo que él no pudo hacer con Nicolás porque estaba preso como miembro del grupo guerrillero Movimiento 19 de Abril (M-19).

«Yo conocí a Nicolás en las rejas de mi prisión. Aun en lo más terrible se aprende, que todos mis hijos e hijas, incluido Nicolás y yo mismo, podamos con esta dura experiencia ser mejores seres humanos», agregó.

Tras su separación con Vásquez, de la que no se ha divorciado oficialmente, Petro Burgos comenzó una relación sentimental con Laura Ojeda, que ahora está embarazada de ocho meses. EFE

(ir)

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img