spot_img

El presidente camerunés, Paul Biya, cumple 40 años en el poder

Por:

Compartir esta noticia:

Yaundé Miles de personas participaron hoy en los actos organizados en la capital de Camerún, Yaundé, y otras ciudades por el gobernante Movimiento Democrático del Pueblo de Camerún (RDPC) para celebrar el cuarenta aniversario en el poder del presidente Paul Biya, mientras la oposición pide cambios.

«Al celebrar hoy el 40 aniversario de la llegada al poder de nuestro líder, hay que señalar que el país se ha mantenido en pie a pesar de las diversas crisis», dijo este domingo en el acto celebrado frente al Ayuntamiento de Yaundé el secretario general de la formación, Jean Kuété.

Después de siete años ocupando el cargo de primer ministro, el líder camerunés, de 89 años, llegó a la jefatura del Estado en 1982, al sustituir al primer presidente del país, Ahmadou Ahidjo, quien presentó su dimisión.

El «Hombre León», como se refieren afectuosamente a Biya su admiradores y el RDPC, aceptó a regañadientes el establecimiento de una democracia multipartita a comienzos de los años noventa.

Desde entonces, el mandatario no ha dejado de ganar elecciones -la última en 2018, que dio lugar su séptimo mandato de siete años-, si bien la oposición ha tildado de fraudulentas esas votaciones.

Los mandatos de Biya han estado también marcados por las acusaciones de represión y abusos por parte de organizaciones de derechos humanos.

Para el principal líder opositor del país, Maurice Kamto, del Movimiento para el Renacimiento de Camerún (MRC), «la corrupción sistemática y generalizada ha arruinado las finanzas públicas, empobrecido al país y sumido en la miseria a la mayoría de los hogares», según afirmó en una tribuna publicada este viernes en un medio local.

Camerún ha tenido sólo dos jefes de Estado desde su independencia de Francia y el Reino Unido en 1960 y Biya es el único presidente que la mayoría de los cameruneses ha conocido hasta la fecha.

Aunque el octogenario mandatario se convirtió en el jefe de Estado más longevo del mundo el pasado septiembre, tras la muerte de la reina Isabel II a la edad de 96 años, sigue sin ser el presidente que más tiempo lleva en el poder en el mundo.

Ese logro corresponde a otro veterano líder africano, el presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang, de 80 años, quien gobierna con mano de hierro desde 1979, cuando derrocó a su tío Francisco Macías en un golpe de Estado.

Biya alcanza cuatro décadas de Gobierno en Camerún cuando el país se enfrenta al conflicto separatista en las regiones anglófonas del Noroeste y el Suroeste, donde rebeldes y soldados ejercen la violencia.

Según los últimos datos de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), más de 600.000 personas se han visto desplazadas dentro de esas regiones o han tenido que abandonarlas por el conflicto, que ha causado -de acuerdo con Human Rights Watch- más de 6.000 muertos.

A esta violencia se han sumado los ataques del grupo yihadista Boko Haram, de origen nigeriano, que, sobre todo a partir de 2020, ha matado a decenas de civiles en la región del Extremo Norte de Camerún.

«A pesar de las dificultades a las que nuestro país se enfrenta, no hemos dejado de ser considerados internacionalmente», dijo el presidente en su última intervención pública, el 31 de diciembre de 2021. JS

spot_img
spot_imgspot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img