spot_imgspot_img

El papa pide a los parlamentarios «leyes urgentes» en favor del clima

Ciudad del Vaticano – El papa Francisco animó hoy a crear «leyes urgentes, sabias y justas» en favor del medioambiente, al recibir a los representantes de los Parlamentos ante la Cumbre del Clima de Glasgow (COP26) reunidos en Roma.

«Se lo debemos a los jóvenes, a las generaciones futuras que merecen todo nuestro compromiso para poder vivir y tener esperanza y para ello hacen falta leyes urgentes, sabias y justas que venzan las estrechas barreras de muchos ambientes políticos», instó.

Esto para que se pueda «alcanzar lo antes posible un consenso adecuado» que otorgue «medios fiables y transparentes» en la lucha contra la emergencia climática.

Italia ha organizado esta semana una reunión interparlamentaria para preparar la 26º Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), que tendrá lugar en la ciudad británica de Glasgow entre el 1 y el 12 de noviembre próximos.

Entre los participantes en esta conferencia en Roma han estado la presidenta del Congreso de los Diputados de España, Meritxell Batet, y el presidente del Senado español, Ander Gil.

Así como la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, que este sábado mantuvo una audiencia privada con el pontífice en el Vaticano.

Francisco dijo a los representantes parlamentarios que «la protección de nuestra casa común» no solo pasa por «sancionar las prácticas negativas, sino también y sobre todo de incentivar y estimular nuevos caminos» hacia el objetivo fijado.

«Son aspectos esenciales para conseguir los objetivos previstos por el Acuerdo de París y contribuir al éxito de la COP26», dijo de cara a esa cumbre a la que enviará en representación de la Santa Sede a su secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin.

En este sentido pidió que el trabajo parlamentario para la cumbre de Glasgow «sea iluminado por dos importantes faros: el de la responsabilidad y el de la solidaridad».

Todo para avanzar, dijo el papa, en una «transición hacia un modelo de desarrollo más integral e integrador» y en la que se deberá tener en cuenta sus efectos en el aspecto laboral.

«Se trata de un desafío grande y complejo, pero la humanidad dispone de los medios para afrontar esta transformación, que reclama una verdadera y real conversión y la firme voluntad de asumirla», avisó. (ag)

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img