El movimiento de protesta en Brasil se plantea su identidad política

Rio de Janeiro – Algunos de los impulsores de la ola inesperada de protestas en Brasil se plantean el rumbo político que debe seguir el movimiento, en especial después de ataques contra miembros de partidos y activistas de grupos sociales ocurridos en algunas marchas.
 

Ciertos sectores ya denuncian lo que consideran un «giro conservador» en las protestas.

El movimiento Pase Libre, que convocó las primeras marchas tras un aumento del precio del transporte, que fue derogado este miércoles, anunció el viernes que no organizará nuevas manifestaciones en Sao Paulo, debido a la «infiltración» de grupos ajenos a sus intenciones.

«Consideramos que grupos conservadores se infiltraron en los actos para defender propuestas que no nos representan», dijo Rafael Siqueira, portavoz de Pase Libre, quien explicó que surgieron grupos que defienden la penalización del aborto o la reducción de la edad de responsabilidad penal, a lo que el movimiento se opone.

La organización también está alarmada por el hostigamiento de personas que llevan banderas de partidos y fuerzas de izquierda. El Movimiento Pase Libre «es no partidista, pero no antipartidista», aseveró.

Bruna Provazi, miembro de la Marcha Mundial de las Mujeres, dijo que últimamente ha sentido un cambio en el perfil de los manifestantes, al menos en São Paulo, algunos de los cuales han actuado contra personas de izquierda, según ella.

«Fuimos expulsados de la calle, rasgaron la bandera de Uneafro (Unión de Núcleos de Educación Popular para Negras/os y la Clase Trabajadora) y comenzó una ‘caza’ por parte de neo-nazis a todos los que iban de rojo», dijo la activista.

El diputado estatal Marcelo Freixo, del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), quien preside la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro (Alerj), dijo también haber presenciado ataques de un grupo neonazi contra militantes de izquierda.

Asimismo, en las manifestaciones los participantes han abucheado a personas que llevaban símbolos de partidos políticos.

«Creo que los partidos no deben insistir en llevar la bandera, lo que no significa que no deberían ir. No tienen que querer controlar el movimiento» dijo el diputado.

Pese a que las marchas lograron que ayuntamientos de todo el país derogaran las alzas del precio del transporte público, las marchas han seguido porque aglutinan otras reivindicaciones, como la mejora de la salud y la educación, el combate a la corrupción y la protesta por el gasto en la organización de la Copa Confederaciones de fútbol y el Mundial de 2014.

Freixo dijo entender la «aversión» a los partidos, pero consideró que es una postura «peligrosa». «Lo contrario del partido es el totalitarismo. Lo primero que hace cualquier dictadura es acabar con los partidos y el parlamento», indicó.

En contrapartida, el senador Cristovam Buarque (del Partido Democrático del Trabajo, PDT) sugirió el viernes el fin de los partidos actuales en el país.

«El partido es parte del sistema. Es por eso que (los manifestantes) no quieren que ninguno de nosotros entre (en el movimiento) y tienen razón en no querer. Incluso simpatizando con ellos (…) nosotros somos parte del sistema», dijo el senador.

Buarque pidió en un discurso en el Senado el jueves una profunda reforma política, que debe ser llevada a cabo, a su juicio, por congresistas elegidos específicamente para eso y que no puedan optar a la reelección.

Por su lado, la presidenta Dilma Rousseff rechazó el viernes en un mensaje en cadena nacional la condena que las manifestaciones han hecho a todas las formas de política tradicional y a los partidos.

Aunque admitió que la política debe ser «oxigenada», advirtió de que «ningún país puede prescindir de partidos ni del voto popular».

El sociólogo Ignácio Cano cree que Brasil necesita esa reforma política, pero considera difícil que los propios políticos la lleven a cabo. «Quizás un shock externo puede acelerar este proceso», dijo.

«Lo que las manifestaciones rechazan es el establishment -indicó Cano-. Yo no creo que haya ningún rechazo al sistema político. Claro que siempre hay minorías radicales, pero (el movimiento) no es en contra de la democracia».


Síganos

21,741FansMe gusta
33,518SeguidoresSeguir
61,453suscriptoresSuscribirte

Principales

Lo más reciente

Leves rebajas en precios de los combustibles a partir del lunes

Leves rebajas experimentarán los derivados del petróleo, según informó este sábado la Secretaría de Energía, a través de la Dirección de Comercialización de Hidrocarburos y Biocombustibles.

El 90% de los visitantes cumplen con las medidas de bioseguridad, señala empresario de Tela

El empresario señaló que el turismo representa el 40 por ciento del comercio de Tela y afirmó estar optimista con la llegada de la Semana Morazánica.

Cuatro personas asesinadas en las últimas horas en Intibucá, Tegucigalpa y SPS

Al menos cuatro personas fueron asesinadas en las últimas horas en tres hechos violentos distintos en Intibucá, San Pedro Sula (SPS) y en la capital Tegucigalpa.

Actividad económica de Honduras cae 10 % entre enero y agosto por la covid-19

La entidad publicó el informe del Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) hasta agosto, un indicador que mide los principales sectores de la actividad económica de un país y es utilizado para la toma de decisiones de inversión.

Salarios de médicos deben ser equitativos y adecuados con la demanda de trabajo: Marco Tulio Medina

"Los especialistas y los expertos de alto rango que desempeñan trabajos de riesgo, como es el caso de los médicos, necesitan de incentivos. Su salario debería ser equitativo y en correspondencia con la demanda de su trabajo", declaró Medina.