El irlandés Lowry consolida su ventaja antes de la última ronda

Oakmont Country Club (Pensilvania, EE.UU.) – El irlandés Shane Lowry ha amanecido inspirado en el campo de Oakmont, en el oeste de Pensilvania y sede esta semana del 116 Abierto de Golf de Estados Unidos, y se ha apuntado dos ‘birdies’ en cuatro hoyos para terminar otro prolongada ronda con siete golpes bajo el par.

El golfista del pequeño condado central de Offaly ha regresado a Oakmont de madrugada para terminar los cuatro hoyos de su tercera ronda, postergada por las fuertes tormentas de la primera jornada que han prolongado los retrasos hasta el domingo, y aumentar su ventaja.

«Para ser sincero, me habría conformado con cuatro pares, pero dos birdies vienen muy bien», dijo un sonriente Lowry, que salió al campo con el francés Grégory Bourdy (+3) y el español Sergio García (par), que empezó perdiendo distancia del líder con dos ‘boggies’ sucesivos.

El estadounidense Dustin Johnson (-3) encabeza el grupo de perseguidores a cuatro golpes de Lowry, junto con Andrew Landry, el sorprendente líder de la primera ronda que, en contra de los pronósticos, no se ha descolgado de los primeros puestos de la clasificación.

«Sigo siendo exactamente la misma persona que llegó aquí y sigo teniendo exactamente los mismos objetivos», dijo Landry acerca de sus aspiraciones de quedarse entre los diez primeros en el primer grande de su carrera.

A pesar las embestidas de algunos favoritos como el sudafricano Branden Grace (-1) y el australiano y número uno del mundo Jason Day (+1), que se han anotado terceras rondas de 66 golpes, los principales rivales del líder en la última ronda del domingo serán las duras condiciones de juego que imponga la Asociación de Golf de Estados Unidos (USGA) y el propio Shane Lowry.

Mientras la USGA acelera aún más los complicados ‘greenes’ y coloca estratégicamente las banderas para lastrar los resultado finales más cerca del par, Lowry se prepara para la tarde con un segundo desayuno y un partido de hurling (el segundo deporte nacional irlandés) por televisión, antes de intentar replicar la «mejor ronda de su vida».

De momento, Shane Lowry, rival del norirlandés Rory McIlory en múltiples torneos de golf juveniles, ha conseguido que el público estadounidense aprenda a pronunciar su nombre y colocar en el mapa su condado de origen, Offaly, con cuyo equipo de fútbol gaélico, su padre Brendan, que le sigue de cerca en Oakmont, ganó la copa nacional irlandesa en 1982.

Lo + Nuevo

22,262FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte