spot_imgspot_img

El embajador de EEUU en México califica ley Arizona de potencial «apartheid»

México – La polémica ley antiinmigrante aprobada en Arizona es «una violación de los derechos civiles» y podría generar «un tipo de apartheid», afirmó hoy el embajador de EE.UU. en México, Carlos Pascual.
 

«Su aplicación puede forzar a la diferenciación basada en razones étnicas», apuntó el diplomático, comparando al régimen discriminatorio de las personas negras que se vivió en Sudáfrica durante décadas y que fue abolido en 1991.

Pascual hizo estas declaraciones durante una visita a la Universidad Jesuita de Guadalajara (ITESO).

La ley SB1070 sancionada en abril por Arizona -estado fronterizo con México al que cruzan las rutas de inmigrantes indocumentados- permite a las fuerzas de seguridad estatales a detener a cualquier sospechoso de no tener regularizado su estatus migratorio.

«Ha tomado funciones que son federales (…), es imposible que cada estado diga cuál debe ser el esquema estatal para la migración», argumentó Pascual.

De seguir esa línea, Estados Unidos carecería de un sistema nacional «consistente», añadió.

Arizona, con unos 6,5 millones de habitantes, cuenta con casi un millón de extranjeros en su territorio, de acuerdo a un estudio de BBVA Bancomer.

Los mexicanos (un total de 611.410) representan el 93% de todos los latinoamericanos que viven en ese estado y el 66% de la población extranjera total de la región.

La aprobación de la ley ha provocado reacciones en contra por parte de la comunidad latina tanto en México como en Estados Unidos y ha puesto en aprietos a los intercambios comerciales de ese estado con otras ciudades y regiones de ambos países.

El Departamento de Justicia presentó una demanda en la Corte Federal en Phoenix en contra del estado de Arizona en la que cuestiona la legalidad de la norma.

La Casa Blanca argumenta que la ley supondrá el «acoso y la detención de visitantes extranjeros, inmigrantes legales y ciudadanos estadounidenses que no puedan probar inmediatamente su situación».

Asimismo, la demanda manifiesta que la ley SB1070 viola la Constitución estadounidense al adjudicarse competencias del ámbito federal.

El Gobierno de EE.UU. pidió al juez que se suspenda de manera preliminar la aplicación de la ley, cuya entrada en vigor está prevista para el 29 de julio.

Por su parte, las autoridades de Arizona consideraron que la demanda de Washington es «una equivocación» y que los fondos públicos destinados a ella deberían gastarse contra «los violentos cárteles mexicanos» que tienen su estado «bajo ataque».

En Estados Unidos hay cerca de doce millones de mexicanos, la mitad se presume indocumentados. La comunidad latina viene pidiendo durante los últimos años una reforma de las políticas migratorias.

El actual presidente estadounidense, Barack Obama, ha expresado reiteradamente su convencimiento de que es necesario un cambio, pero por el momento no se han tomado medidas concretas.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,127FansMe gusta
37,908SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img