spot_imgspot_img

El Consejo de Seguridad exige la restitución del Gobierno democrático en Mali

Naciones Unidas – El Consejo de Seguridad de la ONU condenó hoy «enérgicamente» la rebelión militar de Mali y exigió «la restitución inmediata del orden constitucional y del Gobierno elegido democráticamente» en el país africano.
 

«Los miembros del Consejo de Seguridad condenan enérgicamente la violenta toma del poder del Gobierno elegido democráticamente en Mali a manos de algunos elementos de las fuerzas armadas», aseguró el presidente de turno del máximo órgano de decisión de la ONU, el embajador del Reino Unido, Mark Lyall Grant.

El Consejo pidió en un comunicado, acordado por sus quince miembros y leído ante la prensa por el diplomático británico, que los militares que han protagonizado el golpe garanticen «la seguridad y protección» del presidente del país, Amadou Toumani Toure, y que vuelvan a los cuarteles.

Exhortaron así a los golpistas a que lleven a cabo «la restitución inmediata del orden constitucional y del Gobierno elegido democráticamente», al tiempo que les pidieron que pongan en libertad a «todos los funcionarios detenidos» durante la sublevación.

Los miembros del Consejo de Seguridad instaron además a todas las partes que ejerzan «la máxima moderación, eviten la violencia y mantengan la calma», y subrayaron la necesidad de que se preserve el proceso electoral al que se enfrenta el país para que se lleve a cabo «tal y como se había previsto».

El comunicado del máximo órgano internacional de seguridad también subrayó la necesidad de «respetar y mantener la soberanía, unidad e integridad territorial de Mali».

Un grupo de militares malienses protagoniza desde el miércoles un golpe de Estado contra el presidente Toure, al que apenas le quedaba un mes para concluir su mandato constitucional y que ahora está en paradero desconocido.

El presidente del autoproclamado Comité Nacional para el Restablecimiento de la Democracia y la Restauración del Estado (CNRDRE), el capitán Amadou Haya Sanogo, anunció la suspensión de la Constitución y todas las instituciones del país, la destitución del Gobierno y el establecimiento del toque de queda a partir de hoy jueves.

Los golpistas también decidieron cerrar las fronteras y el espacio aéreo de Mali, medida que permanecerá en vigor al menos hasta el próximo martes.

El detonante del golpe de Estado habría sido la crisis en el norte del país, donde convive una rebelión secesionista tuareg con las actividades de la red terrorista Al Qaeda.

Con el comunicado acordado por unanimidad por sus quince miembros, el Consejo de Seguridad se sumó a la condena expresada este mismo jueves por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien también pidió el inmediato retorno a la constitucionalidad en el país africano.

Ban «condena la rebelión de algunos elementos de las Fuerzas Armadas de Mali que han anunciado la disolución de las instituciones gubernamentales y la suspensión de la Constitución», señaló un portavoz de la ONU mediante un comunicado de prensa.

Asimismo, el máximo responsable del organismo, que está de viaje en Asia, pidió a los responsables de esa rebelión «que eviten cualquier acción que pueda aumentar la violencia y desestabilizar más el país».

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,496FansMe gusta
39,430SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img