spot_img

El brasileño Nicholas Santos se «cuela» en la fiesta australiana

Por:

Compartir esta noticia:

Redacción deportes – El veterano nadador brasileño Nicholas Santos se «coló» en la fiesta australiana en la que se están convirtiendo los Mundiales de piscina corta que se disputan en Melbourne, tras revalidar a sus 42 años y 10 meses el título de campeón de los 50 mariposa.

Toda una gesta que no puede ocultar el abrumador dominio de las representantes locales, que tras dos días de competición contabilizan un total de cinco oros, tras los triunfos cosechados este miércoles en los 800 libre, 100 espalda y 4×200, este último con nuevo récord del mundo incluido.

Éxitos que personifica como nadie la joven Lani Pallister, de tan sólo 20 años, que logró su tercer título de campeona del mundo en el Centro Acuático de Melbourne, tras sumar a su victoria en los 400 libre los triunfos cosechados en la jornada de hoy en las finales de los 800 y del relevo largo.

Ausentes la estadounidense Katie Ledecky y la china Bingjie Li, que se dio de baja tras dar positivo por coronavirus, la nadadora oceánica no parece tener rival en las pruebas de fondo.

Tal y como evidenciaron los más de seis segundos -6.34- en los que Pallister, que se impuso con un crono de 8:04.7 minutos, aventajó a su más inmediata perseguidora, la neozelandesa Erika Faithweather, en la final de los 800 libre.

Pero Pallister, que aspira a un nuevo oro en los 1,500, no sólo es una excelente fondista, sino que demostró poseer también la punta de velocidad necesaria para contribuir decisivamente al nuevo récord del mundo -7:30.87- que Australia estableció en el relevo 4×200.

Actuaciones que confirman el regreso al primer plano de la natación mundial de Lani Pallister, tras superar los problemas cardíacos y el trastorno alimenticio que sufrió el pasado año y que pusieron en duda, como ella misma reconoció, su continuidad al más alto nivel.

Quien no ha abandonado nunca el foco es el veterano brasileño Nicholas Santos, que veinte años después de su debut en unos Mundiales de piscina corta, revalidó a sus 42 años y 10 meses el título de campeón universal de los 50 mariposa que conquistó el pasado curso en Abu Dabi.

Un triunfo que adquiere todavía más valor si cabe gracias al sensacional crono con el que el brasileño logró su cuarto oro en la distancia, tras imponerse con un tiempo de 21.78 segundos, nuevo récord de los campeonatos, que le dejó a tan sólo 3 centésimas de su propio récord mundial (21.75).

Nicholas Santos, que cumplirá 43 años el próximo mes de febrero, impuso su mayor velocidad terminal para superar al suizo Noe Ponti, veintiún años menor que él, que debió conformarse con la medalla de plata con un registro de 21.96 segundos.

Ryan Murphy lidera la resistencia estadounidense

Si Australia lidera el medallero gracias a sus cinco oros, el equipo estadounidense contabiliza más metales que nadie, once, gracias a la actuación de estrellas como Ryan Murphy, que subió este miércoles hasta en dos ocasiones a los más alto del podio.

Tras contribuir decisivamente al triunfo norteamericano en la final del relevo mixto de 4×50 estilos, en la que los nadadores norteamericanos fijaron un nuevo tope mundial con un crono 1:35.15 minutos, Murphy se colgó un nuevo oro en los 100 espalda.

Dominador desde la salida Murphy se apuntó la victoria con un tiempo de 48.50 segundos, la segunda mejor marca mundial de todos los tiempos, tras el récord del mundo -48.33- establecido por su compatriota Coleman Stewart el pasado año en Nápoles.

Kaylee McKeown reina en el hectómetro espalda

Tampoco falló la australiana Kaylee Mckeown, que tras coronarse el pasado año campeona olímpica de los 100 espalda en una de las finales más espectaculares de los Juegos de Tokio, se colgó este miércoles la medalla de oro en la final del hectómetro con un tiempo de 55.49 segundos.

Un triunfo que Mckeown sólo pudo consolidar en los metros finales tras superar a su compatriota Mollie O’Callaghan, otros de los nombres propios de estos Mundiales, que afrontó en primera posición los últimos 25 metros.

Por su parte, la canadiense Maggie Macneil y la estadounidense Torri Huske compartieron el oro en los 50 mariposa tras firmar un idéntico crono de 24.64 segundos, en una final en la que la canadiense pasó de la octava y última plaza a la primera en el último largo. AG

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img